Peñarol tuvo crédito de su banco para dar el primer paso

Peñarol tuvo crédito de su banco para dar el primer paso

Peñarol tuvo crédito de su banco para dar el primer paso

Peñarol dio el primer paso en el camino de la defensa del título de Liga. En el inicio de los cuartos de final de la Conferencia Sur de la Liga Nacional de Básquetbol, el "Milrayitas" debió trabajar y mucho para derrotar a Bahía Basket, por 82 a 69, en el Polideportivo Islas Malvinas. El sábado a las 20, será el segundo choque de la serie al mejor de cinco.

Fue irregular el conjunto marplatense. Sus titulares no tuvieron una buena noche, y quedó evidenciado en el primer y tercer cuarto, los peores pasajes del equipo en el partido. Sin embargo, "Tulo" Rivero encontró respuestas en la banca, que anotó 39 puntos en la noche. De la mano de Fabián Sahdi, inesperada figura y con más minutos que los que venía teniendo ante la lesión de Martín Osimani,Peñarol sacó adelante un juego muy "chivo". También fueron importantes los aportes de Luciano Massarelli, Alejandro Diez y Gabriel Fernández.

El partido comenzó muy trabado, con imprecisiones en los lanzamientos. Un goleo sumamente bajo. Peñarol arrancó como desconcentrado, sin la focalización que requiere un play off. Cuatro pérdidas en menos de dos minutos tuvo el "Milrayitas", hasta que un triple de Konsztadt abrió el marcador para su equipo. Bahía Basket movió bien la pelota pero falló mucho (solo dos puntos en los primeros 4 minutos y medio). La defensa marplatense lo hizo jugar muy incómodo.

A 3m43s el "Milrayitas" sacó la máxima de 11-4, con un triple de Leo Gutiérrez, y aprovechando los contragolpes. Pero el conjunto de Rivero no cerró bien, falló muchos tiros y la visita, de la mano de Mariano Byró (5 puntos), logró finalizar el parcial más cerca del marcador (13-11). Seis pérdidas por bando y escaso goleo para un flojo primer cuarto.

Peñarol mejoró notoriamente en el segundo parcial. Con Leiva sentado por dos faltas, Gabriel Fernández junto a Alejandro Diez lograron cerrar la pintura. Y el local aprovechó ese segmento inicial para marcar un parcial de 11-2 a su favor, en 5m20s, contragolpeando con Boccia y eligiendo bien sus tiros. 

Fue muy bueno el ingreso de Fabián Sahdi en la base (anotó 7 puntos), para conducir y marcar, justo en el momento que el uruguayo Martín Osimani estará ausente al menos hasta el juego del sábado por lesión. 

Bahía Basket fue pura frustración. El tiempo muerto pedido por "Sepo" Ginóbili no surtió efecto en sus jugadores. 

En Peñarol todos entraron bien. Luciano Massarelli no aportó el gol habitual pero colaboró en defensa y también asistió a sus compañeros.  A 2m50s, Sahdi clavó un triple para la máxima de la noche (30-15). Bahía descontó cuatro puntos en dos desconcentraciones defensivas de su rival y Rivero pidió minuto. La visita luchó en el tramo final para achicar el score, que finalizó 36 a 25 para los marplatenses. 

Al retorno del descanso largo, Peñarol, que venía de sacar 15 puntos, ingresó dormido al terreno de juego.Con intensidad, Bahía Basket fue limando la diferencia de la mano de Gastón Whelan y Trevor Gaskins, que con un triple dejó a su equipo a uno (40-39), con un parcial de 14-4. Yendo a la línea, la visita igualó en 47, a 2m39s del final del parcial. Con un triple de Gutiérrez y una bandeja de Boccia, Peñarol estiró cierta ventaja (55-50), pero Bahía cerró con un triplazo del pibe Martín Fernández casi sobre la chicharra, luego de una infracción no sancionada a Diez en ataque (55-55).

Por aquel mal tercer cuarto, Rivero devolvió a la cancha al banco que tan buenas respuestas le había dado en el segundo parcial. Y el banco le dio crédito al "Milrayitas". Pese a que Bahía Basket no aflojó su intensidad y se mantuvo cerca en el marcador, los marplatenses comenzaron a despegarse de a poco. En defensa, Gabriel Fernández y Alejandro Diez se sumaron a Giorgetti. Dos bombazos perimetrales de Sahdi (61-57), y una gran aparición de Luciano Massarelli para anotar y asistir, devolvieron la tranquilidad a Peñarol. "Lucho", con 7 puntos (gran triple a la carrera) y una asistencia a Fernández (doble y yapa), logró que el "Milrayitas" sacara diez puntos (71-61) a 6 minutos del cierre (tiempo muerto pedido por Ginóbili).

Peñarol se encaminó al triunfo. Bahía Basket se topó con la defensa marplatense, fortalecida, y el local en ataque anotó capturando rebotes, yendo a la línea efectivamente con Sahdi y Gutiérrez. Para lo que pintaba el juego en el cierre del tercer cuarto, los marplatenses terminaron ganando con una comodidad impensada. De todas formas, queda mucho por corregir en el elenco de Rivero. Bahía Basket dio muestras de su potencial, de ser un equipo incansable y de poseer capacidad para lastimar. No será una serie fácil, como se suponía, pero el primer paso está dado. El sábado, a buscar el segundo punto. 

Coment� la nota