Peñarol y Newell´s protagonizaron un papelón

El amistoso que disputaban en el Campus de Maldonado se suspendió a los 40 del primer tiempo porque los jugadores de ambos equipos se agarraron a trompadas. El local ganaba 1-0 cuando Mozzo y Mateo disputaron una pelota en el aire, se cruzaron y desataron la barbarie.

Parece que esta pretemporada entre uruguayos y argentinos no tiene nada de amistosa. La semana pasada la nota la dio Bergessio y San Lorenzo con la pelea ante Atlético El General, un equipo de Colonia. Ahora, Newell's y Peñarol protagonizaron un papelón en el Campus de Maldonado. Jugaron nada más que 40 minutos, el local ganaba 1-0 y el partido amistoso se tuvo que suspender porque los jugadores de ambos equipos se agarraron a trompadas.

Julio Mozzo, el siete de Peñarol, y Diego Mateo saltaron a disputar un balón en el aire. Pero en el salto hubo roces y al caer hubo manotazos hasta que el volante del Carbonero le pegó una piña al mentón de Mateo, que cayó tomándose el rostro.

Después todo fue una locura. Plantel contra plantel en una batalla campal. Algunos separaban, como Rolando Schiavi, capitán de Newell's, pero otros repartían golpes para todos lados. Una vergüenza.

El partido había comenzado tranquilo, aunque poco a poco se fue calentando. Más tarde, Sensini se quejó del árbitro, que inclinó la cancha para el local. A los 34, Bryan Rodríguez anotó, de cabeza, el único gol del partido tras un centro desde la derecha de Richard Núñez, después de una falta inexistente.

Newell's formó con Sebastián Peratta; Pablo Aguilar, Rolando Schiavi, Juan Manual Insaurralde, Juan Quiroga; Franco Dolci, Lucas Bernardi, Diego Mateo, Leonel Vangioni; Mauro Formica y Jorge Achucarro.

Comentá la nota