Penales, esa preocupación.

El entrenador Angel Cappa y algunos dirigentes manifestaron su inquietud por el tema.
Pocas veces se lo vio tan enojado a Angel Cappa desde su regreso a la Argentina: en Rosario, ante Newell's, su Huracán jugaba para el aplauso y dominaba a su rival. Tenía la pelota, desequilibraba, generaba situaciones. Entonces, encaró Matías Defederico de derecha a izquierda, entró al área y Juan Quiroga lo cruzó. Era falta. Era penal. El entrenador reaccionó, se enojó, volvió a insultar a lo Federico Luppi. Lo expulsaron. Luego pidió disculpas por los modos, pero jamás cambió de opinión: para él fue un penal grande como el Parque de la Independencia. La escena no fue la única de ese tipo en este Clausura que tiene a Los Angeles de Cappa a un punto de la consagración.

Huracán tiene un estigma desde su regreso a Primera: los penales. De los 75 partidos que disputó en las últimas dos temporadas, tras ganarle la Promoción a Godoy Cruz en la edición 2006/07, apenas le sancionaron dos penales a favor (uno en cada campaña) y convirtió sólo uno. Cristian Cellay fue el único que llegó al gol por ese camino: convirtió un penal (infracción de Marcos Angeleri a Cristian Sánchez Prette) en el 1-1 con Estudiantes, en La Plata, el 25/11/07, por el Apertura de ese año. Y César González desperdició el otro: se lo atajó Sebastián Torrico, de Argentinos, en la décima fecha del vigente Clausura.

La pasada temporada Huracán fue el equipo con menos penales a favor; ahora, también. Y este detalle les preocupa al cuerpo técnico y a la conducción, de cara al partido decisivo del 5 de julio ante Vélez, en el Amalfitani. "Contra Newell's, frente a Boca, también el otro día ante Arsenal sucedieron infracciones muy claras dentro del área y no hubo sanción...", contó recientemente el técnico Angel Cappa.

El tema de los penales es una incomodidad para el cuerpo técnico y para la dirigencia del club de Parque de los Patricios. Ayer, un importante dirigente le contó a Clarín: "Es un tema en el que hay que poner atención. Pero quejarse es contraproducente. No sirve condicionar a los árbitros. Meterles presión no es la solución". El martes, en la AFA, se sabrá quién dirigirá el encuentro decisivo.

Acontece también que, como contrapartida, Vélez es el equipo con más penales a favor en el actual Clausura: seis en las 18 fechas disputadas (convirtió cuatro Hernán Rodrigo López, quien desvió uno; y además le atajaron uno a Joaquín Larrivey). De los cuatro penales que convirtió, tres fueron determinantes para sumar: le ganó 2-1 a Tigre; venció 1-0 a San Lorenzo; y empató en el reciente 1-1 ante Lanús. El otro penal a favor también tuvo lugar en un partido relevante: el 4-2 ante Colón, en el Cementerio de los Elefantes.

Una curiosidad vinculada con la cuestión penal: los últimos seis penales en favor de Huracán sucedieron en sus últimos 98 partidos (cuatro de ellos en la B Nacional). En idéntico período, recibió 14 penales en contra. En cambio, al club de Liniers apenas le sancionaron cinco penales en contra desde el Clausura 2007 a la fecha.

Comentá la nota