Ley Penal Juvenil: García Méndez espera "que no terminemos votando un mamarracho blumberiano".

La campaña política se sigue comiendo debates en el Congreso de la Nación. Sepultada quedó la ley que declaraba la emergencia por el dengue, y mas recientemente en Agencia NOVA informamos sobre la falta de diputados en la Comisión de Asuntos Constitucionales, que tuvo que levantar su última reunión, donde se iban a considerar proyectos de inhabilitación para acceder a cargos electivos a aquellas personas que estén relacionadas con la comisión de delitos de lesa humanidad.
Ahora, otra de las leyes que quedaría postergada para después de las elecciones sería la ley penal juvenil, que había comenzado impulsada por una mezcla de hechos policiales que cobraron gran dimensión mediática y el discurso de campaña oficialista.

Desde la comisión de Legislación Penal en la Cámara de Diputados, que empezó a debatir el tema, el diputado nacional Emilio García Méndez (Solidaridad e Igualdad) conversó con Agencia NOVA sobre la responsabilidad del tratamiento de este proyecto en el parlamento.

"Apenas el Gobierno habilitó el debate en la Comisión de Legislación Penal, yo dije que era el peor momento para tratar este tema, por la coyuntura electoral y en una situación de alarma social, pero al mismo tiempo dije que no íbamos a evadir esta responsabilidad y que vamos a trabajar intensamente para sacar la mejor ley", explicó el legislador.

- ¿En qué quedó entonces la discusión de esta ley penal juvenil?

- Hubo dos reuniones de comisión en las cuales avanzamos muy rápidamente, hoy tenemos el 90 por ciento de consenso, pero esta semana no hubo reunión de la comisión, tampoco habrá sesión y esto sí es preocupante porque hace más de un mes que no hay sesiones en el Congreso y si se va a dejar caer el debate, todavía es prematuro decirlo. De todos modos el que tiene el quórum es el oficialismo. Así que la semana que viene tendremos una prueba del interés del Gobierno para avanzar sobre un proyecto que a diferencia de otros aquí los consensos sobran, no es como la cuestión del campo que tiene al Congreso dividido...

- ¿Considera que el Poder Ejecutivo Nacional, teniendo en cuenta los consensos, avanzará sobre este proyecto, o no se querrá jugar con una ley que sigue teniendo sus bordes espinosos?

- En la comisión yo dije que está faltando una posición clara del Ejecutivo, ninguna ley significativa desde el 2003 se ha aprobado sin el visto bueno del Poder Ejecutivo Nacional (PEN). Estamos en una situación interesante porque tenemos un nivel de consenso muy alto en la comisión y en los bloques del gobierno y de la oposición. Por eso, a diferencia de otras leyes, una voluntad explícita del gobierno haría avanzar rápidamente la iniciativa.

-¿Es cierto que este debate podría aplazarse hasta después del 28 de junio?

- No tengo esa información…

- Pero siguen esperando un proyecto del Ejecutivo...

- Nosotros estamos avanzando en un dictamen de consenso sobre varios proyectos....

- ¿Qué harían si el PEN aplazara la discusión?

- Siempre he hablado del carácter espasmódico que tiene este debate sobre la ley penal juvenil, lo único que espero es que la comisión se reúna la semana que viene porque espero que no vuelva a suceder un hecho como el que ocurrió en Lanús, en Valentina Alsina, de características más graves, y terminemos votando de urgencia un mamarracho blumbleriano (por Juan Carlos Blumberg). Hoy están los consensos para sacar una ley seria…la voluntad del Ejecutivo tiene que manifestarse.

- ¿En qué puntos hay desacuerdos y en cuáles acuerdos hasta ahora?

- Hay acuerdos en responsabilidad penal entre los 14 y 18 años, privación de libertad para los delitos graves taxativamente enunciados si no quedan a arbitrio de le decisión judicial, todas las reglas del debido proceso, proceso acusatorio, medidas alternativas a la privación de la libertad. En el punto donde faltan consensos es en el tema del monto de las penas. En mi proyecto de ley se prevén en la pena privativa de libertad máxima unos 3 años para los de 14 y 15 y 5 años para los de 16 y 17. El documento que el juez Eugenio Zaffaroni presentó a la Comisión tiene penas sensiblemente más altas que las mías pero están en un rango donde la voluntad nos podría poner de acuerdo rápidamente. A pesar de que el debate es espasmódico este tema igualmente avanza de a poco, mejoramos la comprensión en relación a la comunicación con la opinión pública. Y avanzamos notablemente en este último "espasmo" en que la ciudadanía comprenda, gracias a los medios de comunicación que trataron el tema con enorme responsabilidad, que una cosa es bajar la edad de imputabilidad y otra cosa son los proyectos de responsabilidad penal juvenil. Y en que en el Congreso hoy no hay ningún consenso sobre bajar la edad de imputabilidad.

Comentá la nota