*Pellini explicitó un "límite" para las protestas sociales

El secretario de Seguridad de Neuquén dijo que no se permitirá encender cubiertas que puedan afectar las instalaciones de la Casa de Gobierno, porque es un "patrimonio histórico" que se debe cuidar. Este lunes hubo problemas con piqueteros que reclamaban por viviendas. El gobierno avisó que los recibirá este martes.
Después de incidentes y escarceos productos de una movilización frente a la Casa de Gobierno de organizaciones de piqueteros que reclaman por viviendas, el secretario de Seguridad de Neuquén, Guillermo Pellini, ratificó dos conceptos: por un lado, que se procederá duramente contra quienes intenten encender cubiertas, al menos en esa zona "gubernamental" de la capital; y segundo, que el gobierno recibirá este martes a los representantes del MTD y de la cooperativa 127 Hectáreas, los que se movilizaron este lunes.

Pellini abogó para que cese la quema de cubiertas y disminuya "el grado de de incomprensión y de violencia" de los reclamos.

El funcionario dijo que "todas las protestas serán atendidas" y no habrá medidas disuasivas "excepto que, como ya ha ocurrido en otros casos, intenten incendiar alguna de las puertas, cosa que no les vamos a permitir habida cuenta de que la Casa de Gobierno ha sido declarada monumento histórico".

Sostuvo en este sentido que "la Casa de Gobierno no puede sufrir intentos de incendio, esto lo tenemos que evitar por todos los medios, es un límite que no podemos permitir que se pase", recalcó y comentó, en alusión al reclamo de viviendas de este lunes, que los manifestantes "han intentado reiteradamente quemar cubiertas, que nosotros procedimos a apagar con los bomberos".

Señaló también que la quema de cubiertas o basura "produce un daño a la población e inclusive al vecindario, que se ve un poco víctima en todo esto cuando no tienen absolutamente nada que ver".

Por otra parte, el funcionario pidió que los manifestantes eviten cualquier actitud "provocativa" que implique agresión hacia agentes públicos. Mencionó como ejemplo que, en la protesta de este lunes, se encontraron con "personas excesivamente agresivas que maltratan al personal policial e incluso aquellos que van a darles un mensaje o a recibirles algo también sufren atropellos".

Remarcó que el gobierno tiene la obligación de "actuar en resguardo de la integridad física de las personas o en resguardo de la Casa de Gobierno" y pidió evitar que las protestas lleguen a "un grado de incomprensión y de violencia".

Sobre el reclamo por viviendas de este lunes, comentó que se les avisó a los manifestantes que "se les ha dado audiencia para mañana (martes 26) a la mañana en el Instituto Provincial de la Vivienda (IPVU), con el presidente y con el subsecretario de Obras Públicas, tanto para un grupo como para otro".

Observó además que algunas personas "no parecen conformes con el hecho de que se les haya dado audiencia" y "cada vez ponen más condiciones que son difíciles de cumplir". Agregó que "dar respuesta no es aceptar incondicionalmente estas situaciones".

Comentá la nota