Es peligroso y rompe con normas básicas de seguridad El cableado para iluminar el monolito a Eseverri está tendido sobre un árbol

No es cualquier alumbrado. Se trata del reflector colocado para iluminar el monolito colocado en el Parque en homenaje al ex intendente Helios Eseverri. Y el cableado se hizo sobre un árbol. Contraviniendo normas de seguridad básica.
Un enorme reflector dirigido al monolito y árbol que homenajean al fallecido intendente Helios Eseverri en el parque que desde el mes pasado lleva su nombre tiene una particularidad: rompe con normas básicas de seguridad e incluso con aquellos cuidados que simplemente indicaría el sentido común. Todo el cableado está tendido sobre un árbol. Como se puede ver en las imágenes fotográficas va ascendiendo sobre la planta en cuestión, con cables engrampados sobre su tronco, cajas de diverso uso y tipo y, más arriba, un caño que trasciende la copa hasta finalizar en el reflector.

"Me da la impresión de que eso debe haberse colocado provisoriamente para iluminar el día de la inauguración y que después se olvidaron de sacarlo. Mañana (por hoy) nos vamos a estar ocupando de hablar con el municipio sobre eso. Porque además de que debe estar colocado sobre un poste o una columna, tiene que tener cable a tierra porque se evita que se produzca una descarga a través del árbol. Incluso no sólo hay que hacerlo sobre postes sino a una cierta altura para evitar el riesgo de que pueda pasarle algo a chicos o incluso a animales", dijo Oscar Montero, gerente de Coopelectric.

El gran detalle es que el 16 de octubre en que todo quedó inaugurado oficialemente, no sólo era a plena luz del día el momento del inicio del acto sino que también lo era para cuando finalizó.

Pero más allá de esa cuestión, aunque fuera una instalación provisoria para dar luz al evento a lo largo de la hora y media de duración cabría preguntarse si se puede contravenir la norma legal y las reglamentaciones de seguridad desde un Municipio aunque más no sea por un rato. Pero siguiendo esa misma hipótesis si el objetivo hubiera sido el de una instalación provisoria ¿por qué sigue permaneciendo sobre el árbol a 25 días de la inauguración del espacio?

Más allá de estos aspectos, los cables están al alcance de cualquiera y no sólo no tienen una protección exterior sino que además están colocados a muy baja altura. Con lo cual cualquier chico que pase jugando por el parque puede trepar a la planta y poner en riesgo su vida.

Sin pensar qué ocurriría con la tensión de los cables en caso de que lo hubieran colocado de modo permanente, el día en que el árbol en cuestión siga creciendo.

Comentá la nota