Peligroso desborde del gasto. Cae 47% superávit

Peligroso desborde del gasto. Cae 47% superávit
El superávit fiscal cayó un 47% en 2009 en la comparación con el año anterior y llegó a $ 17.277,9 millones. El resultado fue confirmado en conferencia de prensa por el ministro de Economía, Amado Boudou, que estuvo acompañado por el secretario de Hacienda, Juan Carlos Pezoa; y el subsecretario de Presupuesto, Raúl Rigo.
Horas antes había sido anunciado por Cristina de Kirchner, cuando señaló que 2009 fue «un año muy difícil, el más difícil de los últimos años».

De hecho, el superávit primario (esto es, antes del pago de los intereses de la deuda) de 2009, además de haber caído a casi la mitad, fue positivo gracias al aporte de los Derechos Especiales de Giro (DEG) que el FMI envió a sus países miembros y a la estatización de los fondos previsionales. Los DEG que recibió la Argentina fueron en todo 2009 por alrededor de u$s 2.500 millones, que en las planillas del resultado fiscal significaron $ 9.837,7 millones en el rubro de Transferencias Corrientes al Tesoro. Además, en el año, según estimaciones del Ministerio de Economía, según explicó Boudou ayer en la conferencia, ingresaron al fisco alrededor de $ 4.800 millones que antes iban a parar a las AFJP. Sin embargo, esa cifra es del doble, según estimaciones privadas.

También incidieron en los ingresos de 2009 las utilidades del Fondo de Garantía de Sustentabilidad de la ANSES. Por « rentas de la propiedad» de los institutos de seguridad social ( básicamente, ANSES), la caja se abultó en $ 8.325,9 millones. De esta manera, sin contabilizar estos recursos, el superávit habría dejado de ser un resultado positivo y habría pasado a ser déficit para 2009.

Junto con el resultado fiscal de todo el año también se difundió el de diciembre, que fue de $ 5.077,3 millones. Si bien en este número se ubica en $ 8.000 millones por arriba del déficit que se obtuvo en el último mes de 2008, tal como lo resaltó Pezoa ayer, al igual que en las cuentas de 2009 en diciembre los ingresos se « inflaron» en $ 5.493,7 millones por los DEG y en $ 7.755 millones por las utilidades de la ANSES.

El gasto primario en el último mes de 2009 subió en líneacon lo que venía haciendomeses anteriores, en un 36% interanual, a $ 30.545,9 millones, mientras que los ingresos se incrementaron en un 88% a $ 35.627,1 millones. Claro que si no se contabilizaran los recursos extras, la suba interanual habría sido sólo de un 18%.

Boudou reconoció que los aportes extra que recibió el fisco durante 2009 hicieron la diferencia entre el resultado positivo que se obtuvo y un rojo en las cuentas. «El superávit no fue de casualidad. En particular el cambio en el sistema previsional fue una herramienta importante. Parte del resultado tiene que ver con esto», admitió.

Durante el año pasado, los ingresos fiscales crecieron un 18% cuando pasaron de $ 219.134,4 millones en 2008 a $ 260.214,2 millones en 2009. El gasto primario subió a un ritmo de casi el doble, en un 30%, de $ 186.605,7 millones a $ 242.928,6 millones el año pasado. «Creemos que no hay que enfriar la economía», explicó Boudou, al tiempo que justificó que en el gasto durante el año pasado «se orientó a erogaciones de capital que formó parte de un círculo virtuoso que permitió sobrepasar la crisis».

En su discurso, la Presidenteexplicó que el superávit de 2009 «representa un 1,53% de nuestro PBI, cuando no esperábamos más de un 0,5%». Sin embargo, el Presupuesto de 2009 auguraba un porcentaje mayor equivalente al 3,27% del producto, es decir que se esperaba un ahorro primario $ 36.428,4 millones, en línea con lo ocurrido en 2008. En ese año, el resultado fiscal primario fue de $ 32.528,7 millones, esto es un 26,5% por encima de la marca alcanzada en 2007, y había representado un 3,15% del PBI.

Al contabilizar los intereses y amortización de la deuda, en 2009 se obtuvo un déficit financiero que llegó a $ 7.131,1 millones.

Dentro del gasto, el año pasado se incrementaron en un 53% las transferencias de capital, con un aumento del 102% en las que se realizaron a las provincias y en un 46% de la inversión real directa. «Se destaca el crecimiento del gasto previsional por la política de movilidad implementada. Se incrementó el gasto en salud con el fin de prevenir la gripe H1N1 y el dengue», señala el informe distribuido por Economía.

Comentá la nota