Peligrosa enfermedad Vacunan contra la fiebre amarilla en barrio “El picaflor”

Quienes viajen a la provincia de Misiones pueden aplicarse la vacuna contra la fiebre amarilla en la unidad sanitaria del barrio “El picaflor”, informó el director de la Región Sanitaria III, Juan Quadrelli.
El titular de la institución médica explicó que en este caso no se puede hablar de un operativo porque la demanda no es masiva, más allá del gran cúmulo de consultas realizadas por la gente en los primeros días del año para informarse sobre las condiciones que debían darse para recibir el antídoto.

Además del envío de vacunas a Junín, el Ministerio de Salud está distribuyendo unidades a los partidos de Chacabuco, Lincoln y General Viamonte.

“Muchas personas creen que al viajar a las costas brasileras tienen que vacunarse, pero solamente tienen que hacerlo los que pasan por Misiones”, informó Quadrelli.

A raíz de la muerte por fiebre amarilla de dos hombres en la provincia de la tierra colorada, el Ministerio de Salud bonaerense advirtió ya hace un mes que en caso de viajar a zonas endémicas tanto de la mesopotamia argentina como de Brasil y Paraguay, deben aplicarse la vacuna contra esta enfermedad al menos diez días antes de partir.

La aparición de monos muertos, hace algunas semanas, se suma a otros hallados en octubre último en la zona de las Cataratas del Iguazú y fueron las primeras señales de alerta que dieron cuenta no sólo de la presencia del virus en la franja limítrofe entre Argentina y Brasil sino también que está bajando hacia el sur y ya llegó a Posadas, ahora con seres humanos como víctimas.

El verano pasado, luego de seis décadas sin informarse un solo caso de fiebre amarilla autóctona en el país, se registraron 8 casos de la enfermedad en humanos en Misiones y el número se contó por decenas en los países limítrofes.

Las altas temperaturas y las abundantes precipitaciones multiplican la presencia y actividad de los mosquitos trasmisores de la enfermedad: el Aedes aegyptis en zonas urbanas (el mismo insecto que trasmite en dengue), y el Haemagogus en zonas de selva son los vectores de la fiebre amarilla en América latina, una de las enfermedades infecciosas más peligrosas a la que se exponen los viajeros.

Comentá la nota