peligro en las rutas Choferes sin descanso: no ceden las denuncias en Río Cuarto

El Ersep hará tareas conjuntas con el Ministerio de Trabajo y habrá operativos de control. La ciudad está en el tercer lugar por número de denuncias. Hay falencias en los tacógrafos que miden la velocidad.
Las sanciones por falencias en las horas de descanso obligatorias para los choferes de colectivos de media y larga distancia no decaen, según se informó desde el Ente Regulador de Servicios Públicos de Córdoba.

En diálogo con PUNTAL, Roberto Royano, responsable de los controles del organismo en las terminales de la Provincia, dijo que los conductores pueden cumplir hasta un límite de 12 horas por día de trabajo “y se mantiene estable la cantidad de sanciones en el último tiempo por casos advertidos de trabajadores que superan ese tope”.

El exceso de horas de actividad es considerado por especialistas como una de las principales causas de accidentes graves protagonizados por colectivos.

“Las empresas buscan reducir gastos y los conductores se prestan a no cumplir con la regulación sobre los tiempos. Se observa que el mismo conductor que llega a destino es quien toma el control de la unidad para el viaje de regreso. Esto es más frecuente en firmas con poco plantel de personal, radicadas en la Provincia, y que efectúan recorridos largos”, sostuvo.

Añadió que “cuando se comprueba la infracción se le impide al chofer continuar el viaje aunque no se limita el servicio que puede ser realizado por otra persona designada por la empresa y que cuente con las condiciones habilitantes”.

El Ersep inició trabajos conjuntos de inspección con el Ministerio de Trabajo para verificar que los empleados cuenten con la libreta que fija horarios de trabajo y que el registro haya sido completado legalmente por la compañía.

Los procedimientos se desarrollaron fundamentalmente en la capital provincial, “donde se hallaron numerosas anomalías”, y se comienzan a extender al interior.

Royano anticipó que en los próximos días los procedimientos se efectuarán en la Terminal de Río Cuarto para verificar el cumplimiento de las normas que regulan el trabajo de los choferes.

Al ser consultado sobre la efectividad de los controles, Ricardo Pereyra, secretario general de AOITA Río Cuarto, evaluó que “las inspecciones por incumplimientos horarios se realizan” y añadió que “los choferes toman conciencia de la necesidad de tener un descanso adecuado”.

Tercera en el ranking

Las oficinas del Ersep en la Terminal de Ómnibus ocupan el tercer lugar en la Provincia en las estadísticas sobre recepción de denuncias por parte de pasajeros ante deficiencias en el servicio de transporte.

La primera ubicación la ocupa Córdoba y luego se encuentran Villa María, Río Cuarto y San Francisco.

“Sólo en la capital provincial hay 80 compañías que parten de la Terminal o concluyen allí su viaje. Esto multiplica al resto de las localidades. En Río Cuarto, por ejemplo, no superan las 20”, destacó Royano.

Entre las quejas más frecuentes de los pasajeros se encuentran los incumplimientos en la prestación prometida (horarios, estado del vehículo, falta de servicios o presunción sobre la falta de descanso de los conductores) y deficiencias en el funcionamiento del tacógrafo, el instrumento utilizado para medir los excesos de velocidad.

Rodi Guerreiro, titular del Ersep, destacó que habrá un operativo especial de control durante el verano y que apuntarán, fundamentalmente, a los festivales que comenzarán a desarrollarse en las primeras semanas del próximo año.

“Aunque aún no está concluido el plan que se aplicará, hay un objetivo fundamental que es el de regular un mayor número de colectivos, algunos de ellos que no transitan habitualmente nuestras rutas, y que llegarán a las ciudades donde se realizan los espectáculos con miles de personas”, subrayó.

Los controles serán más fuertes en Cosquín, Jesús María, La Falda, San Roque y Villa María, los principales centros festivaleros de Córdoba.

Royano agregó que “una vez definida la planificación previa sobre el lugar, se van a cubrir todos los puestos de ingreso con 4 inspectores, 2 adicionales y vehículos que trasladarán los ómnibus en infracción”

La detención de dos choferes que conducían ebrios un colectivo de larga distancia de la firma El Cóndor-La Estrella, en cercanías a Huinca Renancó, desató la discusión sobre los controles estatales y de las empresas en el desempeño de sus empleados.

Los conductores fueron interceptados el pasado jueves por la Policía Caminera que observó a la unidad circular en forma zigzagueante. Los choferes se resistieron ante los efectivos, pero finalmente quedaron detenidos.

Royano precisó que la verificación de los colectivos pertenecientes a firmas nacionales “es responsabilidad de la Comisión Nacional de Transporte, aunque se realizan algunas tareas en conjunta con el Ersep”.

Para el funcionario provincial, la aprehensión de choferes alcoholizados “se trató de un hecho aislado del que no hay antecedentes recientes en Córdoba”.

Comentá la nota