Peligro de falta de gas y combustibles

Está convocada una huelga para pasado mañana por una polémica decisión oficial que desconoció a un gremio. Guerra oculta entre Moyano y Barrionuevo.
Una puja entre sindicatos petroleros pondrá en riesgo el abastecimiento de combustible y gas desde este lunes en todo el país. La federación nacional de trabajadores del sector (Fasipeg) convocó para ese día a una huelga nacional para protestar por una decisión del Ministerio de Trabajo, que extendió la facultad de representación gremial del sindicato de Río Negro y Neuquén, a la provincia de La Pampa. De fondo, se trata de una nueva pelea entre Hugo Moyano, que respalda a la filial patagónica, y Luis Barrionuevo, que cobija al jefe de la federación nacional. Otra disputa entre sindicatos del sector había terminado el año pasado con un trabajador muerto en La Pampa.

El secretario general de Fasipeg, Alberto Roberti, le dijo a este diario que el paro del lunes "se concretará en todas las actividades, tanto en las plantas de gas como en las refinerías y los yacimientos de petróleo", y pronosticó que "ese mismo día comenzarán los problemas de abastecimiento" de garrafas y naftas. La posible falta de combustible en las estaciones de servicio coincidirá con las fiestas navideñas y de fin de año.

El eje de la pelea es la resolución 1.029, de Trabajo publicada en el Boletín Oficial el 3 de diciembre, que en apenas un párrafo señala: "Apruébase el texto del estatuto social del sindicato de Petróleo y Gas Privado de Río Negro y Neuquén, que en adelante pasará a denominarse Sindicato de Petróleo y Gas Privado de Río Negro, Neuquén y La Pampa".

La normativa fue impugnada por el sindicato de La Pampa y Bahía Blanca y por la federación nacional. Ante una amenaza de paro, la cartera laboral dictó la conciliación obligatoria, cuya vigencia terminó ayer. De inmediato, Fasipeg volvió a la carga y convocó para este lunes a una huelga. "Todo esto nos parece un atropello y un exceso de facultades por parte del ministerio. Ya sabemos cómo se maneja (el ministro Tomada): todos los días atajando y corriendo la frazada. Tal vez tuvo presiones", deslizó Roberti. El dirigente es miembro de la CGT Azul y Blanca, que lidera Barrionuevo.

Mientras que el gremio de Río Negro y Neuquén (y desde este mes, también de La Pampa) es conducido por Guillermo Pereyra y nuclea el mayor número de afiliados petroleros de todo el país. Pereyra, ex subsecretario de Trabajo de Neuquén durante la gestión de Jorge Sobisch, está alineado con Moyano en la CGT. En noviembre de 2008, una pelea a tiros en La Pampa entre los petroleros que responden a Pereyra y dirigentes de la UOCRA terminó con la muerte de un sindicalista de los albañiles, Ariel Quiroga.

Comentá la nota