Peligran subsidios para programas sociales, porque el municipio no rinde fondos a Nación

Se tratan de los más de 121 mil pesos que recibió el Municipio en el 2007 para terminar y equipar al CIC del barrio 2 de Abril y que fueron utilizados para el pago de salarios. Nunca se hicieron las rendiciones a Nación. Hace 15 días, el gobierno central intimó por nota a la comuna. Preocupación en el área de Acción Social ante la posibilidad de que peligren otros recursos.
El Municipio de Bariloche recibió el pasado 14 de abril una intimación del Ministerio de Desarrollo Social de Nación para que finalmente, rinda las cuentas correspondientes al subsidio de 121.186, 80 pesos, otorgado en 2007, y que debían ser destinados para la obra de equipamiento del Centro Integrador Comunitario (CIC) del barrio 2 de Abril.

El 14 de septiembre de 2008, ANB anticipó que esos recursos habían sido destinados al pago de salarios del personal de Acción Social, durante la gestión de Silvia Escudero como secretaria del área, y Alberto Icare como intendente.

El dinero originalmente destinado a la adquisición de un vehículo utilitario, un consultorio odontológico y un área de salud para equipar al CIC, se gastó en el pago de salarios y ni el Gobierno anterior ni la actual gestión volvieron a cubrir esa cuenta.

La nota enviada por Nación aclara que de no hacerse esta rendición "dentro de los quince días de recibida", "se declarará la caducidad del subsidio, debiendo proceder a la devolución de la totalidad de los fondos otorgados".

La secretaria de Acción Social, Norma Gómez, en diálogo con ANB indicó que a fin de cumplir con el proyecto de culminación del CIC y "teniendo en cuenta que los fondos no estaban en la cuenta, con recursos propios del municipio se fue comprando mes a mes el equipamiento para demostrar una señal a Nación de que estábamos haciéndolo".

A su vez, admitió que solicitaron "prórrogas en reiteradas oportunidades", para realizar la rendición y que, a su entender, hasta "mayo" tenían tiempo. Sin embargo el texto de la nota –a la que tuvo acceso ANB- firmada por el Director General de Administración del Ministerio de Desarrollo Social, Dr. Carlos Sergio Cipolla, indica que luego de recibida la nota, "los plazos ya se encuentran vencidos".

Gómez aseguró que le solicitó a la secretaría de Hacienda -en ese entonces a cargo de Jorge Temporetti- que realice "rendiciones parciales", dado que según la funcionaria, lo único que queda pendiente es la compra de un vehículo para lo cual desde su área solicitaron una "reasignación" ya que con el dinero que había dispuesto –alrededor de 32 mil pesos- no alcanzaba para el tipo de rodado que necesitaban.

"La rendición es en forma total, no podemos rendir sin la compra del rodado", explicó la funcionaria.

Sin embargo, nunca se hicieron rendiciones, y ahora el Ejecutivo, en medio de la crisis financiera tiene que resolver de dónde provendrán los recursos para terminar de gastar en el destino pactado, el dinero de Nación.

Según informó el Tribunal de Contralor, que realizó un relevamiento para determinar qué elementos se habían comprado y qué había quedado pendiente, "se gastaron 36 mil pesos" de los 121 mil transferidos originalmente.

Por su parte, el secretario de Hacienda, Federico Lutz, no ocultó su malestar ante la no rendición en tiempo y forma, sostuvo que tomarán "el pedido de Nación" y que tratarán "de separar los fondos para cumplir" con la obligación.

"Esto a nosotros nos perjudica y puede imposibilitar el acceso a otros beneficios y subsidios de Nación", alertó Gómez en diálogo con este medio.

Juicios de Responsabilidad

El Tribunal de Contralor continúa con la investigación para determinar las responsabilidades del cambio de destino de los 121 mil pesos originalmente transferidos para la obra del CIC, y que fueran utilizados para pago de haberes del personal de Acción Social municipal, en el mes de agosto de 2007.

De esa investigación se desprenderá un pedido de Juicio de Responsabilidad, que podría derivar en la aplicación de una multa al o los funcionarios culpables.

Al momento de la derivación de fondos, el intendente en funciones era Alberto Icare, el secretario de Hacienda, Darío Barriga, y la secretaria de Acción Social, Silvia Escudero.

Comentá la nota