Peligran las clases en Angostura

Los porteros decidieron en Asamblea iniciar un paro total de actividades a partir de hoy. Denuncian que hay dos compañeros que hace seis meses que no cobran, y piden regularizar la situación de los contratados, además del pase a Planta Permanente
Los Auxiliares de Servicio que trabajan en los establecimientos de Villa la Angostura decidieron iniciar acciones de fuerza luego de una Asamblea realizada anoche en la Escuela Nº 186.

Pese a los reiterados reclamos, destacaron la falta de respuesta por parte de las autoridades provinciales, y adhirieron a las medidas adoptadas por ATE a partir de hoy.

En la Asamblea participaron trabajadores que desarrollan sus actividades en las escuelas Especial Nº 18, 186, 341, 353 y en el Jardín de Infantes Nº26 "Frutillitas". El paro de actividades comenzará hoy, y en un comunicado que entregaron en mano a LA ANGOSTURA DIGITAL informaron que "el día viernes en Asamblea se decidirá cómo continuamos".

No cobran hace seis meses

Entre las anomalías que denuncian se destacan los casos de dos trabajadores que no cobran desde hace seis meses, pese a que nunca interrumpieron sus tareas esperando que la situación se normalice.

Se trata de María Elizabeth Martínez, que desarrolla sus tareas como Auxiliar de Servicio desde septiembre del 2008 en la Escuela 353, y León Joel, quien desde la misma fecha lo hace en la Escuela 341. En ambos casos, y al día de la fecha, el Consejo Provincial de Educación nunca les liquidó el importe de sus contratos.

En el caso de la Sra. María Elizabeth Martínez, se le indicó la semana pasada y telefónicamente, que "no trabajara más", aunque nunca firmó un contrato, y tampoco cobró un centavo luego de seis meses de trabajar para el Estado provincial.

El gobierno utiliza esta modalidad de contratos temporarios que son duramente cuestionados por los gremios, donde los trabajadores deben inscribirse como monotributistas, para luego facturarle cada mes a la provincia. Reciben una retribución de unos $ 1.200 por mes, pero a ese importe se le debe descontar el pago de monotributo y el sellado de contrato, quedando poco menos de $ 1.000 de bolsillo, sin jubilación, obra social, o beneficios básicos como el aguinaldo, o las vacaciones anuales.

Jardín 57: por ahora sin solución

Por otra parte, y según indicó la Directora del establecimiento Paula Gómez, no hubo novedades con respecto al conflicto que tiene el flamante Jardín de Infantes del barrio Tres Cerros, que ayer tuvo que iniciar sus actividades con un plan de emergencias.

Pese a que desde agosto del 2008 sus directivos advirtieron al Consejo Escolar que no estaban nombrados los Auxiliares de Servicios que se necesitaban, al día de hoy sólo se encuentra trabajando una sola persona, lo que imposibilita el funcionamiento normal de este establecimiento que cuenta con una matrícula de 180 niños.

Comentá la nota