Peligran las campañas de merluza y langostino

Tras el "quite de colaboración" declarado por más de 200 empleados del Inidep, peligra que durante enero se realicen las campañas para determinar los niveles de langostino y merluza. La medida fue resuelta por ATE y UPCN.
Los más de 200 trabajadores del Instituto Nacional de Investigación Pesquera (Inidep), que mantienen un conflicto con el organismo resolvieron, tras una asamblea realizada en la víspera, el "quite de colaboración", por lo que, ante la falta de personal científico y técnico no podrán realizarse las campañas de enero, destinados a investigar cuáles son los niveles de langostino y merluza, para posteriormente fijarse, sobre base real, las cuotas de pesca.

El último miércoles, la situación se había agudizado cuando supuestamente por orden del director nacional de Investigaciones, Otto Wöhler, se impidió que el personal ingresara a la sede del Inidep, declarándose "un asueto compulsivo" que se extendió hasta el domingo.

Y en la víspera, como no hubo respuestas de parte de las mismas autoridades, se celebró una asamblea que, según dio a conocer la delegada de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), Elena Louge, se resolvió que La Unión Personal Civil de la Nación (UPCN), que es otro de los gremios, se sumó a la medida de ATE, para mantener el quite de colaboración.

Hoy, se realizará una nueva asamblea a fin de determinar si hubo respuesta de las autoridades y si se mantiene esta medida de fuerza.

Un episodio inédito

La licenciada Louge expuso que "el miércoles, en un episodio que se puede considerar inédito, se dispuso cerrar las puertas del Inidep y de esta forma nosotros, que somos técnicos y científicos, vimos impedida la posibilidad de acceso".

"Sabemos -continuó- que la decisión de declarar este asueto sin que nos lo hubieran dado a conocer antes, surgió entre Wölher y el subsecretario de Pesca, Norberto Yauhar, quienes además nos alertaron de que si los contratados no se embarcan para realizar las campañas programadas, no se les renovará el contrato".

Es de destacar que el 50 por ciento del personal está contratado, por lo que, de cumplirse con esta medida, el Inidep perdería más de 100 empleados profesionales.

Por otra parte, Louge se mostró optimista de que "las autoridades nos den alguna respuesta, ofrezcan aunque más no sea un paliativo para satisfacer en parte nuestros reclamos. Lo peor de todo es que no tenemos respuesta de ningún tipo".

Y recordó que "el Inidep es el único organismo que asesora al Gobierno nacional en esta materia. Es decir qué bancos hay, los recursos ictícolas que contiene y si es posible allí la pesca sostenible".

Las dos campañas de enero

Más adelante, anunció que "si no tenemos respuesta, seguiremos con el quite de colaboración, a fin de que no realicen las campañas de investigación. La primera tiene que salir la primera semana de enero y la segunda, la segunda semana".

Y añadió: "Si no salen y no se investiga, los datos con que se establecen las cuotas de pesca están dibujados como se hizo con el Indec".

Posteriormente, Louge se refirió a la situación en la que se encuentran los profesionales del Inidep. Al trazar un cuadro sobre su situación, destacó que "los contratados cobran, aunque realizan el mismo trabajo, la mitad de lo que perciben los que están en planta permanente. Además de los bajos salarios están mal encasillados, ya que no se los considera universitarios, sino con títulos de técnicos. Por otra parte, hay que destacar que esto es causa de que nos cambiaron el convenio colectivo y hay que hacer los ajustes del caso".

Avanzan las tareas de dragado del puerto

"Afortunadamente los trabajos permanentes de la draga han hecho que la última batimetría refleje una evolución más que positiva en cuanto al ensanchamiento del canal, por un lado y que está llegando a los cien metros, y a la profundidad que en todo el canal alternativo estaba en 8 metros y permitió que días atrás ingresara un portacontenedores de 162 metros de eslora", explicó Eduardo Pezzati, titular del Consorcio regional Portuario en referencia a las obras de dragado que se están llevando a cabo para poner en condiciones el acceso al puerto y el espejo de agua de la Base Naval. El titular del organismo provincial agregó que la "Base Naval también empieza a notar los avances del dragado en el espejo de agua y la prueba se dio con la última visita de la fragata Libertad y ahora resta un operativo importante que es el dragado al pie de muelle, ya que hay muchas embarcaciones dentro de la dársena de la base, fundamentalmente sobre la escollera Norte".

Más allá de los significativos avances que se han obtenido en el canal de acceso al puerto de Mar del Plata, la posibilidad de que ingresen cruceros no está contemplada para esta temporada.

Eduardo Pezzati consideró que la única posibilidad de que eso pueda darse respondería a factores climáticos u operativos de ese tipo de embarcaciones que los obligue a ingresar a esta estación marítima. "El inconveniente fundamental es que las compañías firman un compromiso de venir a un puerto con mucha antelación y ya están definidos los itinerarios para la temporada 2010-2011", argumentó.

En tal sentido, las empresas de cruceros piden que el puerto esté en condiciones y eso es algo que hoy no se puede garantizar. "Si tuviéramos los 10 metros de calado en todo el canal principal y el ancho necesario se podría hablar de la llegada de cruceros, pero para dentro de dos años", consignó.

No obstante, el puerto de Mar del Plata integra la Asociación de Puertos de Cruceros, junto con Buenos Aires y Puerto Madryn y existe una posibilidad concreta para que cruceros medianos de estadías cortas puedan ingresar en un plazo más cercano.

Comentá la nota