Peligra la unidad del bloque justicialista rionegrino

La definición sobre su conducción suma antagonismo.
Se agrieta la unidad del bloque justicialista. La definición de su conducción para el nuevo periodo suma antagonismo y peligro a la integridad de la mayor bancada opositora, con 10 miembros.

El actual presidente de la bancada, Carlos Peralta llegó esta semana a Viedma pero no existieron contactos con Ademar Rodríguez, quien pretende esa presidencia. La compulsa quedó para el jueves 25 de febrero cuando se convoque al bloque para resolver las autoridades del 2010 que días después se presentarán institucionalmente en la sesión preparatoria de la Legislatura.

Peralta resiste en la continuidad con los apoyos de Martín Soria, María Benthecourt y Pedro Pesatti. Cuatro adhesiones. Rodríguez proyecta su objetivo con Silvina García Larraburu, Silvia Horne, Renzo Tamburrini y Carlos Tgmoszka y el reginense Carlos Alberto Peralta. Seis votos.

La actual intransigencia de ambos sectores encamina al bloque a la fractura. La situación preocupa al justicialismo aunque escasean las acciones para bajar los decibeles. Sobran sí las expresiones divisorias.

Los ingredientes políticos ajenos a la bancada transforman en traumático un debate natural. En distintas crisis, el bloque radical modificó su conducción en cuatro ocasiones en los últimos dos años. Peralta es un fiel referente de Carlos Soria, presidente del PJ y candidato a gobernador del 2011. Su desplazamiento de la presidencia equivale a un ineludible costo para Soria, máxime si la sucesión corresponde al pichettista Rodríguez.

Este aspirante desdramatiza el recambio y niega una compulsa sectorial. Recuerda que cada titular sumó dos años, que Peralta cumplió en diciembre. Promete integración y esfuerzo para evitar cualquier fractura.

Peralta considera que su gestión fue buena y no hay razón legislativa para el cambio. "Quieren meter la interna en el bloque y yo no lo permití", rezongó.

En su última estadía en Viedma, el senador Miguel Pichetto reiteró su prescindencia de la discusión del bloque. "No lo hizo antes, menos lo va hacer ahora", sintetizó un allegado, aliviado que el sector aparece favorecido por el recuento.

Soria no es Pichetto y aquel sí actuará en el dilema. Será en favor de Peralta y será a su estilo. Por eso, existen emisarios que buscan que Rodríguez se reúna con el jefe del PJ. El intendente roquense -hasta ahora- no se mostró entusiasmado con el convite. (AV)

Comentá la nota