Peligra el suministro de agua potable a comunas del sudoeste

CHARATA (Agencia) - El intendente de Gancedo, Alberto Korovaichuk, alertó que peligra el abastecimiento de agua potable a pueblos del sudoeste, por la escasez de lluvias y por el costo de producir el líquido purificado y potabilizado en la planta de esa localidad.

Garantizó el suministro sólo hasta fin de año y llamó a la “solidaridad” a sus pares de la zona que son asistidos con cargas de agua.

“Hemos ayudado a las comunidades vecinas durante ocho meses y ahora queremos seguir acompañando a los intendentes”, expresó Korovaichuk, aunque dejó claro que el municipio afronta todos los gastos con sus propios recursos y necesita el apoyo de las demás comunas. “No se puede ser tan bondadoso cuando vemos que no hay acompañamiento”, subrayó.

“Hay que ser más solidarios”, remarcó el jefe comunal de Gancedo. Por eso, reflexionó: “El Chaco tiene graves problemas por la falta de lluvias y no vamos a tener cosechas en este año. Mientras tanto, vemos que algunos están peleando por un cargo político o por un peso más, y nadie del entorno de los dos partidos políticos se puso las pilas para que los pueblos crezcan”, sentenció.

Uno de los inconvenientes en toda la región, por estos días, es la escasez de milimetrajes, que no pasan los 30 milímetros y que impiden la llegada del agua al reservorio de Gancedo, en la cantidad necesaria para generar el líquido que luego consume la comunidad y que es enviado a otras comunas. “Para poder hacer reservas, necesitamos más de 100 milímetros”, precisó Korovaichuk.

Desde hace meses, el reservorio de Gancedo asiste con agua a Chorotis, Santa Sylvina, Coronel Du Graty, Las Breñas, Charata, General Pinedo, General Capdevilla y Hermoso Campo. En mayor o menor medida, todas las semanas llegan tanques cargados con el líquido a esos destinos.

Korovaichuk pidió disculpas a los intendentes y anunció una merma en el suministro de agua. “Vamos a medir un poco el tema del agua, porque queremos dejar reservas para Gancedo”, explicó el jefe comunal. Así, dejó claro que en el futuro, el suministro estará condicionado a la ayuda que los municipios presten a Gancedo para el proceso de elaboración del agua potable.

“La preparación de agua necesita sus recursos. Requiere personal que trabaje, cloro, electricidad para las máquinas y todo un proceso del cual el municipio de Gancedo se hace cargo”, reveló el intendente.

Korovaichuk confirmó, además, que el municipio tomó un crédito para finalizar la obra del reservorio, un proyecto ambicioso iniciado hace años con una visión estratégica, precisamente, del intendente. El gigantesco depósito terminado permitirá tener reservas de entre 750 y 800 mil metros cuadrados de agua.

Reservas para 3 meses

El intendente de Gancedo estimó que las reservas que posee actualmente el reservorio podrían abastecer a la comunidad por los próximos tres sin que se registren lluvias. “Estamos potabilizando entre 600 y 700 mil litros por día”, puntualizó.

Ese proceso de potabilización requiere una inversión mensual se unos 10 mil pesos, según consignó el jefe comunal. “Durante estos 7 u 8 meses, vino solucionando el tema el municipio de Gancedo, porque ni la provincia ni los demás municipios aportaron. No se puede ser tan bondadoso cuando vemos que no hay acompañamiento”, subrayó el intendente.

Así, Korovaichuk garantizó el suministro de agua para todas las localidades de la región hasta fin de año, si es que en esos lugares no se registran las lluvias necesarias para el autoabastecimiento.

“Gancedo necesita crecer y hacer las obras necesarias. El gobierno debe conocer que desde aquí lo acompañamos muy bien”, recordó el jefe comunal. Así, con preocupación, trazó una vez más la encrucijada por el deber de asistir con el vital elemento a los pueblos de la zona, pese a la carga que deben soportar las finanzas municipales.

Comentá la nota