Peligra la subsistencia de IDEO

Peligra la subsistencia de IDEO
Por estos días IDEO –el Instituto de Enseñanza Oral que depende de Dipregep bajo el número 2106- atraviesa la situación financiera más complicada de su historia: la decisión de cumplimentar los trámites que le otorgarán el status de prestador ante el Ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires, ha sumido a sus propietarios en una serie de inversiones que fueron comprimiendo su economía, debilitada por la falta de cumplimiento en los pagos de obras sociales, su principal sustento.
De los 37 chicos sordos e hipoacúsicos incluidos en la matrícula, más de la mitad disponen de una cobertura asistencial que debería constituir una suerte de mensualidad para la Asociación Pro Ayuda al Niño Sordo, la entidad sin fines de lucro propietaria del lugar. Marcia Chávez, Francisco Risueño, Susana López y Daniel Núñez, integrantes de esa comisión, asumen que "en general, tenemos un presupuesto acorde a lo que ingresa por obras sociales, más los subsidios que, para el personal docente, nos aporta el Estado provincial. Así hemos podido mantenernos sin molestar a nadie".

Sin embargo, entre agosto y setiembre de 2008 se paralizó ese flujo que hasta entonces había sido normal. "IOMA no paga desde esos meses, y otras obras sociales desde un poco más acá, y eso ha generado una deuda que ronda los 100 mil pesos. Es casi imposible mantenerse cuando los gastos son mensuales y los ingresos no: el desfasaje económico es un hecho", grafican los padres, todavía conmovidos por el préstamo bancario que debieron tomar en enero último, utilizando como aval una propiedad de la directora, Sonia Schiaffino.

Comentá la nota