Peligra la presidencia de una comisión estratégica

Hace una semana el panorama era más alentador. Ruperto Godoy decía que la presidencia de la comisión de Relaciones Exteriores que encarna desde junio de 2007 no corría peligro con la pérdida de la mayoría oficialista en Diputados. Sin embargo, tras la apretada negociación que se vivió el jueves que terminó con una importante avanzada de los opositores, ahora ese puesto no está seguro para el sanjuanino, según dijo ayer el legislador nacional.
Se trata de un espacio de poder valioso, en el que la gestión giojista ha apoyado importantes políticas públicas de cara a la apertura internacional comercial y política -esta última, clave en el potencial proyecto presidencial de José Luis Gioja-, relación con los embajadores, política de alto vuelo en viajes con la comitiva de Cristina Fernández y un soporte fundamental en las tratativas para el túnel por Agua Negra en Argentina, Chile y Brasil (ver aparte).

La pulseada del jueves fue dura. Entre idas y vueltas y corridas de última hora, bajo una fuerte presión de los opositores unidos frente al bloque de oficialistas y aliados en el Congreso, se convino que 25 de las presidencias serán para la oposición y 20 quedan para el grupo K.

Godoy deberá sortear dos instancias para conservar su lugar: la interna y la externa. Por lo primero, según dijo el legislador, cree que tiene respaldo del bloque kirchnerista para continuar en Relaciones Exteriores, sabiendo que es un cargo apetecible para cualquier compañero de bancada por el trampolín político que representa. Por lo segundo, dependerá de cómo sigan las negociaciones y que la oposición no reclame el lugar del sanjuanino. "Yo creo que la oposición no quiere mi comisión porque siente que tiene que ver con la gobernabilidad. Vamos a tratar de mantenerla", analizó esperanzado Godoy. Sin embargo, agregó que "nada está seguro".

Según analizan en el Congreso, el acuerdo es dejar las presidencias de las comisiones definidas cerca del 17 de diciembre y no en marzo como suele darse todos los años que hay recambios.

La meta del giojismo no sólo es conservar la presidencia de Relaciones Exteriores, sino también la de Biblioteca que es bicameral y está en manos de Juan Carlos Gioja y la de Cultura que lidera Margarita Ferrá. Pero, según fuentes calificadas, se dificulta pensar que los sanjuaninos podrán mantener 3 de 20 comisiones que le quedaron al kirchnerismo.

Comentá la nota