Peligra la creación de una nueva secretaría

El mes pasado ingresó al Concejo Deliberante el expediente mediante el cual el gobierno plantea la creación de una Secretaría de Gestión Ambiental.
La propuesta no fue bien recibida por los ediles opositores, quienes centran sus objeciones en la cuestión económica.

Desde hace varios meses, representantes del Departamento Ejecutivo mantienen reuniones con ediles de diferentes bloques con el objetivo de avanzar en la creación de una Secretaría de Gestión Ambiental.

Según los argumentos del gobierno municipal, la nueva dependencia permitiría concretar acuerdos nacionales e internacionales y fortalecer un área que en la actualidad depende de la Secretaría de Salud.

En la entrevista que este medio publicó en la edición del sábado, la directora de Medio Ambiente, Mariana Zaia, explicó que “es un proyecto que implicaría que el área técnica tenga un rango institucional mayor del que tiene. Esto permitiría establecer diferentes gestiones a nivel nacional e internacional para la ejecución de grandes programas”.

“La Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación va a pasar a financiar al área técnica con la contratación de profesionales, con la capacitación de profesionales dentro del equipo municipal”, expresó la funcionaria sobre una propuesta que no cayó simpática en el Concejo Deliberante.

El expediente en cuestión ingresó al Departamento Legislativo a mediados del mes pasado. El extenso documento tiene su origen en un acuerdo marco firmado en mayo entre la Municipalidad y la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación. Dicho convenio plantea una serie de objetivos que redundan en generalidades, como el “compromiso de adoptar progresivamente la mejor tecnología disponible en todos los ámbitos de gestión” o “la cooperación técnica y la labor conjunta para la adopción de mecanismos y políticas para el desarrollo sustentable”.

El acuerdo fue aprobado por el Concejo Deliberante y establece las bases del concepto de municipio sustentable, un programa por el que “se fomenta la protección ambiental, la conservación de la tierra, el aire, el agua y las zonas especiales, de acuerdo a las problemáticas de cada municipio y a través de distintas estrategias”.

NUEVA ESTRUCTURA

Aprobado el convenio marco, el siguiente paso del Ejecutivo local fue iniciar las gestiones para lograr un fortalecimiento institucional del área ambiental, que en la práctica representa darle a la Dirección de Medio Ambiente rango de secretaría.

El anexo II del Programa de Municipios Sustentables es tan ambiguo como el convenio marco aprobado en mayo. Habla del fortalecimiento institucional y plantea como pautas “la incorporación de estrategias de desarrollo sustentable a la agenda local, la creación/fortalecimiento de un área de desarrollo sustentable con competencias adecuadas y un plan de control y fiscalización”. No se menciona como requisito la creación de secretaría alguna.

El primer esquema organizativo que propone el Ejecutivo en el expediente establece una Secretaría de Gestión Ambiental y las direcciones de Bromatología y de Control Ambiental, de la que dependen las áreas de zoonosis, gestión industrial, recursos hídricos y laboratorios.

En una nota dirigida a la secretaria de Salud, Medio Ambiente y Políticas Sociales, Ana Ferrarotti, Zaia propone un nuevo esquema, donde la Dirección de Control Ambiental figura como Subdirección.

A continuación, la contadora municipal Isabel Mena establece el incremento económico que demandaría la nueva estructura. El sueldo básico para el cargo de secretario supera los 7 mil pesos y unos 3.500 pesos para quien ocupe la Subdirección de Control Ambiental. En comparación con la estructura actual, estos números representan una suba mensual de 6 mil pesos en el área de Medio Ambiente. Al año, la creación de la secretaría demandaría una suba en el presupuesto municipal cercana a los 100 pesos, sólo en concepto de sueldos jerárquicos.

En el expediente también figura una nota que la intendenta Rosso envió en octubre al Concejo Deliberante. En esa misiva, la jefa comunal explica que el convenio marco de coordinación y cooperación firmado en mayo “persigue como principal objetivo la implementación de políticas públicas ambientales, referentes a la gestión integral de los residuos sólidos urbanos, implementación de programas de producción propia, entre otros”.

Para Rosso, la implementación de una secretaría “permitiría adecuar la categoría que requiere el área de Gestión Ambiental, a los fines de desarrollar políticos eficientes a través de programas con financiamiento de entes provinciales, nacionales e internacionales”.

APOYO ESCASO

La intención del gobierno hizo que varios funcionarios frecuentaran el Concejo Deliberante durante los últimos meses. En estas gestiones abundaron las reuniones con los ediles para explicarles el proyecto y lograr la aprobación del cuerpo colegiado.

Pero en los bloques opositores parecen darle la espalda a la iniciativa del Ejecutivo. El principal escollo que plantean los concejales es de orden económico: entienden que una Secretaría de Medio Ambiente representa un gasto extra que el municipio no está en condiciones de afrontar.

Por otra parte, consideran que el primer año de gestión de Zaia como responsable de Medio Ambiente no arrojó resultados positivos y no creen que el establecimiento de una secretaría garantice la llegada de fondos desde Nación, tal como asegura el gobierno municipal que ocurrirá.

En todo caso, los concejales quieren conocer en la práctica el funcionamiento del convenio firmado en mayo para luego, siempre y cuando comiencen a concretarse los resultados prometidos, aprobar la nueva estructura. Para esto solicitan que Nación tenga en cuenta la situación económica del municipio y empiece a desembolsar dinero sin necesidad de crear una secretaría.

Por estos días, el expediente se encuentra en las comisiones de Legislación y Salud. De cualquier manera, el tema será analizado también dentro del presupuesto de gastos y recursos 2009 que el Ejecutivo elevó al Concejo la semana pasada. El presupuesto incluye a la Secretaría de Gestión Ambiental según el primero de los dos esquemas presentados por el gobierno, que fija el funcionamiento de las direcciones de Control Ambiental y Bromatología.

“La inclusión de una Secretaría de Medio Ambiente es otra traba para aprobar el presupuesto”, adelantó a este medio un concejal opositor.

100 mil pesos

Sería el incremento anual sólo en sueldos jerárquicos que demandaría la creación de una Secretaría de Medio Ambiente.

Comentá la nota