Peligra la atención en un hospital

Se trata del establecimiento público de San Antonio Oeste que debe atender el aumento de la demanda por el turismo.

San Antonio Oeste > El hospital Aníbal Serra de esta ciudad profundizó la crisis que padece desde hace años. En los últimos días, los profesionales médicos no disponen de insumos elementales para la atención de los pacientes, que en esta época se incrementan por la gran cantidad de turistas que llegan a la zona.

Las necesidades surgieron porque los proveedores de medicamentos, artículos descartables y hasta de limpieza frenaron el abastecimiento de sus productos por falta de pago de envíos anteriores. La deuda hasta el momento, según se precisó, supera los 300 mil pesos.

Lo delicado del diagnóstico motivó que el director del establecimiento, Pablo Ferreyra, convocara de urgencia al Consejo Local de Salud, conformado por representantes de distintos ámbitos de la comunidad, para alertarles que está en serio riesgo la prestación del servicio sanitario.

El informe

El encuentro se efectuó el martes, y también participaron integrantes de la Asociación Cooperadora, recientemente reflotada luego de años de inactividad. Tras escuchar un pormenorizado informe de Ferreyra sobre el estado de cada uno de los sectores hospitalarios, se resolvió "exigir a las autoridades del Ministerio de Salud de Río Negro una respuesta inmediata a las necesidades económicas más urgentes de la institución", expresaron en un comunicado de prensa.

La raíz del problema, según destacaron en el escrito, es el escaso dinero que reciben para funcionar, el cual se ve superado holgadamente por las erogaciones.

"El presupuesto asignado a la fecha es de 70 mil pesos por mes", indicaron, y aclararon que "no es suficiente para cubrir los gastos de funcionamiento".

Sucede que un estudio económico realizado internamente, en base a las necesidades del año pasado, indica que requieren 106 mil pesos mensuales para trabajar sin restricciones.

Esta diferencia ha generado una "deuda actual de más de 300 mil pesos" que "como consecuencia de ello afecta el funcionamiento del hospital".

Trascendió que el Ministerio de Salud envió una partida de 80 mil pesos, con lo cual las autoridades planeaban hacer frente a una parte de los compromisos contraídos con los proveedores.

En tanto que ayer recibieron cinco mil pesos en medicamentos y elementos descartables.

Comentá la nota