Más peleas en diputados por una comisión estratégica

La pelea por la estratégica comisión de Asuntos Constitucionales podría convertirse en una nueva batalla entre oficialistas y opositores por el control político de la Cámara de Diputados cuando el miércoles se reúnan para definir la integración de las 45 comisiones internas.
El oficialismo buscará sostener la presidencia en Presupuesto y Hacienda, en Juicio Político, y en Peticiones, Poderes y Reglamento, y deberá hacer acuerdos para la presidencia de 17 comisiones más que le tocarán comandar.

Pero la discusión podría centrarse en la estratégica comisión de Asuntos Constitucionales debido a que el kirchnerismo buscaría forzar un debate para arrebatarle la conducción a la oposición.

Ante el eventual avance oficialista, la oposición reiteró que buscará mantener la presidencia y afirmó que harán valer el "acuerdo" al que arribaron en la maratónica sesión preparatoria del jueves pasado.

"Ya habíamos acordado que el oficialismo no puede presidir Asuntos Constitucionales y Justicia porque es donde se van a discutir de calidad institucional", afirmó la diputada de la Coalición Cívica-ARI Patricia Bullrich.

En declaraciones a Noticias Argentinas, la referente opositora confirmó que le "respetarán" las comisiones que el oficialismo reclamó para el nuevo escenario legislativo pero dijo que no van a ceder en Asuntos Constitucionales, Justicia y Agricultura.

Bullrich se mostró a favor de evitar que el debate "no se dé en el Congreso", y adelantó que van a ir con un trabajo previamente realizado con los nombres (para cada una de las 25 presidencias) a partir de una propuesta que ya se discutió".

"Nosotros tenemos prácticamente todo acordado y el oficialismo tendrá que hablar con sus aliados. Pero si ellos quieren retrasar la cosa, iremos a votar las comisiones al recinto porque está todo acordado", sostuvo.

Pero los cortocircuitos también se dan dentro de la oposición ya que esa estratégica comisión quieren presidirla su actual titular Graciela Camaño (ex kirchnerista, cerca del PJ disidente), el radical Ricardo Gil Lavedra y el cívico Adrián Pérez.

Además, fuentes de la oposición indicaron que concretarán la amenaza de volver a conformar la comisión bicameral de seguimiento del trámite legislativo, que debe expedirse sobre los Decretos de Necesidad y Urgencia (DNU) que dicta el Ejecutivo.

La comisión puede ocupar un rol importante si es que el Poder Ejecutivo hace un mayor uso de los DNU durante el receso parlamentario una vez que el 10 de diciembre concluya la prórroga de sesiones ordinarias.

También la oposición buscará poner nuevamente en funcionamiento la comisión investigadora de las operaciones que realizaron las cerealeras antes que aumentaran las retenciones a las exportaciones, cuya creación fue aprobada el año pasado por la Cámara pero nunca se terminó de formalizarse.

La idea opositora es tener en sus manos las comisiones investigadoras y, en el caso de las ordinarias, les interesa tener mayoría de miembros para contrapesar al oficialismo.

Comentá la nota