Pelear no es PRO: Michetti y "la caja" de la Legislatura

El macrismo sigue discutiendo la conveniencia de que la vicejefa vaya como candidata a diputada nacional o porteña. Su salida deja "huérfano" el control de una partida clave a la hora de hacer política. Todos quieren hacerse de ella.
La unificación de la elección porteña con la nacional, a raíz del adelantamiento dispuesto por el gobierno, volvió a generar en el macrismo un duro debate sobre el papel que tiene que desempeñar Gabriela Michetti y por el control de la Legislatura local.

Uno de los sectores en pugna insiste en que Michetti se presente el 28 de junio como candidata a diputada nacional, mientras que la otra facción reclama que lidere la nómina a legisladores locales.

En el centro del debate, coincidieron referentes macristas en admitir a DyN, se encuentran el control del millonario presupuesto de la Legislatura y a la vez las lícitas conveniencias de género electoral relacionadas con la estrategia para intentar imponerse en los comicios.

Si Michetti va a la Cámara de Diputados, aseguran, querrá dejar "a su gente de confianza" al frente de ese cargo clave del parlamento porteño.

Esa iniciativa, aclaran, "choca frontalmente" con otros grupos que pretenden hacerse de ese importante lugar, que en la actualidad controla Diego Santilli, el diputado peronista aliado de Macri, que a su vez también quiere dejar un heredero de su sector, porque a fines de este año se le vence el mandato y no puede presentarse a la reelección.

"Gabriela es candidata a legisladora, nadie le va a discutir la Vicepresidencia" del cuerpo, argumentan, quienes se hallan cobijados bajo su ala.

Nadie saldrá públicamente a realizar semejante reconocimiento, pero por lo bajo, se confiesa que en la mira están los millonarios fondos de presupuesto que posee el cuerpo legislativo.

Por ejemplo, para este año la Legislatura tiene asignados 229.799.160 pesos, que son controlados y redistribuidos desde la Vicepresidencia del cuerpo, se aclaró.

Casi todos los funcionarios, diputados o legisladores locales no pierden de vista la importancia del lugar. El control de la Legislatura "es el verdadero motivo de fondo" de la pelea entre los diferentes grupos del macrismo local, reconoció a DyN un dirigente del sector.

"Cada grupo tiene a su pollo para poner en ese cargo, incluso la misma Gabriela, pero ninguno de los candidatos conforma y algunos de ellos, son irritantes para el resto, excepto ella misma", explicó a DyN un importante diputado del PRO.

Esa misma pelea se había dado antes de que Macri anunciase que iba a desdoblar la elección.

Luego, el jefe de Gobierno local terminó inclinando la balanza a favor del parecer de Michetti: separar los comicios para encabezar la nómina a legisladora local, de esa forma controlar la Legislatura y así terminar con quienes andaban revoloteando alrededor de ese millonario botín.

Sin embargo, la puja volvió a renacer con un escenario político totalmente cambiado a raíz de la propuesta de adelantar los comicios nacionales dispuesto por el kirchnerismo.

En los próximo días, se aseguró, el macrismo va definir qué hacer, porque se espera el destino que la reforma electoral tendrá en el Senado este jueves, donde el kirchnerismo dice que tiene los votos necesarios para aprobarla

Comentá la nota