Se pelean por el agua y la Policía custodia los camiones cisterna

Muchas familias que no recibieron agua increparon e insultaron a los que la repartían.
La falta de agua en Córdoba crispó los ánimos de más de un centenar de familias de la localidad de Salsipuedes, a sólo 34 kilómetros de la capital provincial. Ayer, la gente provocó algunos incidentes cuando los camiones cisterna encargados de distribuir el agua en los barrios afectados por la sequía se vieron ante la situación de que no se podía satisfacer las necesidades de todos.

Hubo insultos y reclamos, y si bien los incidentes no pasaron a mayores, las autoridades comunales de Salsipuedes ordenaron custodiar los tres camiones cisterna que reparten agua. Ayer, provisoriamente, lo hicieron empleados de la comuna, mientras que hoy la tarea ya quedará a cargo de efectivos de la Policía de Córdoba.

Este pueblito cordobés ubicado en las Sierras Chicas, no toma agua del dique La Quebrada como sus vecinos Mendiolaza, Río Ceballos y Unquillo, sino que lo hace a través de las napas subterráneas.

"No damos abasto con los camiones que llevan agua. Tenemos tres camiones y mañana (por hoy) sumaremos dos más, pero la situación es muy crítica", explicó a Clarín, Claudia Núñez, vocera de la Municipalidad de Salsipuedes.

La funcionaria detalló que "sin cortes y sin sequía, el municipio abastece de agua durante todo el año a 110 familias. Pero ahora se sumaron 150 familias más que fueron quienes hicieron los reclamos porque no estaban inscriptos, y hoy (por ayer), recibimos a unas 100 familias más que necesitan agua. De 110 familias originales, pasamos a 360 familias en 72 horas, y yo entiendo a la gente: si no tenés agua, no tenés nada. Pero la verdad es que no damos abasto".

Salsipuedes tiene 12 mil habitantes y la red de agua se alimenta de 13 pozos de captación, de los cuales siete están casi secos, uno completamente seco y los cinco restantes sólo con un 35% de su capacidad.

"Para evitar disturbios y que las cosas pasen a mayores, es que solicitamos custodia a la Policía", explicó Claudia Núñez. Lo que temen es que hoy se sumen más vecinos al reclamo y la situación se desborde.

Mientras tanto, en Mendiolaza, Río Ceballos y Unquillo, los cortes programados seguirán durante esta semana: "Hemos reducido el consumo de agua en 14 millones de litros por semana. Tenemos reservas de agua hasta mediados de diciembre y si seguimos con estos cortes quizá lleguemos hasta mediados de enero", sostuvo Daniel Salibi, intendente de Mendiolaza, luego de una reunión mantenida ayer para evaluar los resultados de los cortes.

En el encuentro se resolvió, además, suspender la conexión de nuevos usuarios a la red. Y a diferencia de lo ocurrido la semana pasada, esta vez los cortes no serán de 0 a 24, sino que irán de 6 a 6.

Mañana y el sábado no habrá servicio de agua potable en Río Ceballos, mientras que en Unquillo y Mendiolaza la interrupción será el jueves y el domingo. Ayer, cayeron cuatro gotas en Córdoba capital, y luego volvió a salir el sol.

Comentá la nota