“No peleamos por rentabilidad, sino por subsistencia”, afirman productores rurales.

“No peleamos por rentabilidad, sino por subsistencia”, afirman productores rurales.
“Hoy ya no discutimos rentabilidad, hoy discutimos por la subsistencia”, señalaron los productores rurales que se congregaron ayer en la intersección de las rutas 11 y 16 de Resistencia, para manifestar el malestar del campo al cumplirse un año de iniciado el conflicto entre el sector y el gobierno nacional.
Productores de Las Palmas, Margarita Belén, Colonia Popular, Makallé y de otras localidades cercanas al área metropolitana se dieron cita en la rotonda ubicada en el acceso norte de la capital chaqueña para participar del acto que organizó la Sociedad Rural del Chaco para conmemorar un año de la firma de la polémica resolución 125 que puso en marcha las retenciones móviles y desató un largo conflicto entre el gobierno nacional y el sector.

La concentración tuvo lugar a la vera de la ruta, sin corte del tránsito, en horas de la mañana. Desde aproximadamente las diez y hasta el mediodía, los productores repartieron volantes a los automovilistas que pasaban por el lugar, remarcando que la manifestación no incluía un corte de ruta.

Un año de conflicto

“Pedimos disculpas por las molestias que estamos ocasionando, pero a un año de la iniciación del conflicto del campo, seguimos igual o peor que cuando comenzó el problema”, rezaba el volante repartido por los productores.

“Hoy ya no discutimos rentabilidad, hoy discutimos subsistencia. Somos productores agropecuarios, no somos oligarcas ni golpistas”, añadía el volante.

En la concentración, los productores defendieron el papel del campo en las economías regionales y en ese sentido, indicaron que los acuerdos entre el gobierno nacional y la Mesa de Enlace Agropecuaria no se tradujeron en medidas de fondo que permitan solucionar los graves problemas del sector, sobre todo la abrupta caída de la rentabilidad que sufren los chacareros.

La manifestación de ayer en la rotonda formó parte de las actividades que realizó el campo en todo el interior del país para dar muestra del creciente malestar de los hombres y las mujeres de la producción por la falta de respuestas del gobierno nacional a sus reclamos.

“La estamos pasando muy mal”

Francisco Pegoraro, un productor ganadero de Margarita Belén, se mostró preocupado por la situación que atraviesa el campo en el Chaco. Más específicamente señaló que la gente del Departamento 1º de Mayo “la estamos pasando muy mal”.

“Este no es un problema que comenzó ayer tampoco, si bien es cierto que este es uno de los peores años que estamos atravesando”, sostuvo Pegoraro y recordó que a pesar de la crisis el hombre de campo siempre apostó a realizar mejoras en los establecimientos rurales, como una forma de aumentar y mejorar la producción. “El dinero que el productor recibe siempre lo invierte en la producción”, dijo.

Alberto Dansey, productor autoconvocado de La Leonesa, destacó por su parte las enormes dificultades que sufren los hombre de campo que tienen pequeñas superficies de trabajo. “El pequeño productor hoy se está ahogando financieramente. Como dice el volante que repartimos hoy, ya no estamos discutiendo rentabilidad, estamos discutiendo subsistencia”, afirmó.

Dansey dijo que la decisión de salir a las rutas fue para que la ciudadanía se entere de lo delicada que está la situación en las zonas rurales. “La gente tiene que saber que estamos mal. No se solucionó nada. Es más, la situación se agravó con la sequía”, remarcó Dansey, a la vez que pidió al gobierno provincial que se ponga al frente de los reclamos de los productores. “El gobernador debe representar a todos los chaqueños y no al gobierno nacional”, sostuvo.

El director de la Federación Agraria, Martín Spada, también se hizo presente en la rotonda. “El convenio que firmó el gobierno nacional con la mesa de Enlace, en la reunión en la que estuvo la presidenta, dista mucho de ser una solución para el sector”, afirmó.

“Vimos la presencia de la presidente como una estrategia política por parte del gobierno nacional para presionar al campo, y decir que el campo no tiene voluntad de diálogo. Nosotros tenemos voluntad de diálogo para que se encuentre una solución”, añadió Spada.

El dirigente destacó que “decir que se va a compensar la venta de terneros con destino a invernada antes del 30 de junio, hasta 11.000 pesos y hasta 300 terneros da un promedio de 36 pesos por ternero, no es serio”. “Nos parece que es algo irrisorio y que no es una medida que vaya a solucionar la situación que padecen el campo y todas las economías regionales”, sostuvo.

Spada enumeró las serias dificultades que deben sortear en el día a día los productores y en ese sentido, dijo que “hay mucha gente que ya no tiene más nada que hacer en el campo, porque no puede vender la producción a valores razonables por lo menos para poder subsistir”.

Estragos de la sequía

Los productores también recordaron los severos daños que provoca la sequía en la producción agropecuaria de la región. Gerardo Panzardi, productor ganadero de Colonia Popular dijo que la situación “es desesperante”, tras señalar que parece no tenerse en cuenta que amplias zonas del Chaco vienen sufriendo la carencia de agua desde hace por lo menos cuatro años.

“Venimos perdiendo producción paulatinamente, y con los precios por el piso, sobre todo en terneros. Estamos en una situación difícil y no sabemos cómo vamos a salir adelante”, indicó.

Problema de fondo

Panzardi advirtió que “el malestar es creciente”, y respecto a los puntos que figuran en el acuerdo con el gobierno nacional dijo que “no solucionan el problema de fondo”. “El problema de fondo pasa por una política agropecuaria nacional a largo plazo, porque el sector lo necesita”, aseguró.

“Por ejemplo, que llegue la carne al mostrador de cualquier consumidor, requiere de tres años de trabajo en el campo, por lo tanto, cuando tenemos que hablar de políticas agropecuarias tenemos que hablar de políticas de diez a 15 años”, observó. “Y hasta que no se concrete eso, un proyecto nacional agropecuario, donde podamos plantear metas sobre qué debemos producir, si vamos a aumentar el stock de 80 millones de cabezas en vez de 45 o 50 como tenemos hoy, no se puede hablar de solución de fondo”, dijo.

“Para eso el Estado tiene que poner a disposición del proceso productivo todas las herramientas que tiene, como impuestos, diferimientos impositivos, y sobre todo un apoyo sustancial a la posibilidad de exportar”, propuso.

“Si no se nos abre ese panorama, donde los precios internacionales de la hacienda son mayores a los de acá, y eso nos permitiría generar mejores precios para el productor interno sin afectar el bolsillo de los consumidores”, añadió. “Si eso no ocurre, todas estas son medidas paliativas, son dádivas, y la gente de campo no queremos vivir de dádivas del gobierno”, dijo el productor.

Por su parte, el presidente de la Sociedad Rural del Chaco, Enrique Santos, recordó que pasó un desde que se firmó la polémica resolución 125 sin que se solucionaran los problemas del campo.

“Tenemos la esperanza de que la ciudadanía de todo el país entienda nuestra propuesta y se la vea con otros ojos. La intención no fue interrumpir el tránsito, sino crear conciencia sobre la problemática del campo. Se repartieron volantes para mostrar el grado de preocupación que tenemos”, explicó el dirigente.

Comentá la nota