La pelea por las reservas del BCRA complica la situación de Corrientes

La falta de definiciones concretas respecto de cómo y con cuánto ayudará la Nación a la Provincia tiene causas económicas a las que se suman aristas vinculadas a la política en la que legisladores correntinos cumplen un papel esencial y controvertido.
Por ra­zo­nes eco­nó­mi­cas y po­lí­ti­cas la pe­lea que el Go­bier­no na­cio­nal li­bra con le­gis­la­do­res de la opo­si­ción, el pre­si­den­te del Ban­co Cen­tral de la Re­pú­bli­ca Ar­gen­ti­na y en­fren­tan­do fa­llos ju­di­cia­les ad­ver­sos, pue­de com­pli­car el de­sem­pe­ño fi­nan­cie­ro de la Pro­vin­cia de Co­rrien­tes. Al res­pon­der un pe­di­do de In­for­mes de la Cor­te Su­pre­ma de Jus­ti­cia, las au­to­ri­da­des na­cio­na­les ad­mi­tie­ron que sin el Fon­do del Bi­cen­te­na­rio no se po­dría eje­cu­tar el gas­to dis­pues­to por el Pre­su­pues­to na­cio­nal ni ob­te­ner re­cur­sos pa­ra cum­plir con los acre­e­do­res. Va­le acla­rar que el Pre­su­pues­to na­cio­nal pre­vé pa­ra el pre­sen­te año ca­si 917 mi­llo­nes más pa­ra la Pro­vin­cia de Co­rrien­tes, y even­tual fal­ta de dis­po­ni­bi­li­dad de fon­dos fres­cos com­pli­ca­ría la ayu­da que la Ad­mi­nis­tra­ción cen­tral po­dría en­viar a las pro­vin­cias. Otro an­te­ce­den­te pre­o­cu­pan­te es que en 2009 se en­via­ron a la Pro­vin­cia fon­dos en can­ti­da­des por de­ba­jo de las es­ti­ma­cio­nes pre­vis­tas en el Pre­su­pues­to na­cio­nal pa­ra el año pa­sa­do. Te­men que eso se re­pi­ta en 2010. Pe­di­do su­pre­mo De acuer­do a lo que pu­bli­có ayer el dia­rio La Na­ción, el Go­bier­no na­cio­nal ad­mi­tió que pien­sa uti­li­zar los fon­dos del Ban­co Cen­tral en los gas­tos de ges­tión. Lo hi­zo al res­pon­der un pe­di­do de la Cor­te Su­pre­ma que ana­li­za una de­man­da de la pro­vin­cia de San Luis por el De­cre­to de Ne­ce­si­dad y Ur­gen­cia que dis­pu­so la cre­a­ción del Fon­do del Bi­cen­te­na­rio y la Es­ta­bi­li­dad con re­ser­vas del Ban­co Cen­tral. "Sin la cons­ti­tu­ción del Fon­do del Bi­cen­te­na­rio exis­ten fuer­tes pro­ba­bi­li­da­des de que el Pre­su­pues­to 2010 no se pue­da eje­cu­tar de­bi­da­men­te, por­que no se re­ú­nen las con­di­cio­nes fi­nan­cie­ras que se re­quie­ren pa­ra lle­var ade­lan­te las ope­ra­cio­nes de fi­nan­cia­mien­to que au­to­ri­za el Pre­su­pues­to, lo que im­pli­ca la im­po­si­bi­li­dad de ob­te­ner re­cur­sos pa­ra ha­cer fren­te a ven­ci­mien­tos de la deu­da pú­bli­ca, en ge­ne­ral, y de los gas­tos apro­ba­dos por el Con­gre­so, en par­ti­cu­lar", aña­de el in­for­me. El es­cri­to lle­va la fir­ma del pro­cu­ra­dor del Te­so­ro, Os­val­do Gu­gliel­mi­no, y fue pre­sen­ta­do el vier­nes 8 de ene­ro. Res­pec­to de las cues­tio­nes po­lí­ti­cas, dis­tin­tos ac­to­res po­lí­ti­cos pro­vin­cia­les y na­cio­na­les ase­gu­ran que la pos­tu­ra de los le­gis­la­do­res co­rren­ti­nos tam­bién in­flu­ye, a la ho­ra de las de­ci­sio­nes na­cio­na­les en tor­no a los apor­tes ex­tra­or­di­na­rios y de uso dis­cre­cio­nal que se pue­dan en­viar a la Pro­vin­cia. Has­ta aho­ra la de­ci­sión de los se­na­do­res y di­pu­ta­dos na­cio­na­les co­rren­ti­nos fue la de acom­pa­ñar a la opo­si­ción na­cio­nal en su ac­cio­nar le­gis­la­ti­vo en el te­ma del Ban­co Cen­tral. El di­pu­ta­do Lu­cio As­pia­zu pi­dió que se res­pe­te la Cons­ti­tu­ción en la dis­pu­ta por las re­ser­vas y el se­na­dor Eu­ge­nio "Ni­to" Ar­ta­za man­tu­vo la pru­den­cia y pi­dió que la cri­sis ins­ti­tu­cio­nal que se ge­ne­ró en­tre el Go­bier­no y el Ban­co Cen­tral se su­pe­re rá­pi­da­men­te. "Lla­mo al ofi­cia­lis­mo y la opo­si­ción a con­sen­suar. Ade­más quie­ro que mis pa­res de la opo­si­ción ten­gan la má­xi­ma pru­den­cia en el tra­ta­mien­to de es­te ca­so con­cre­to". Ca­be con­sig­nar que el go­ber­na­dor de la Pro­vin­cia, Ri­car­do Co­lom­bi, ini­ció un acer­ca­mien­to al di­pu­ta­do na­cio­nal y es­po­so de la Pre­si­den­te, Nés­tor Kirch­ner, con "ob­je­ti­vos ins­ti­tu­cio­na­les", pe­ro las exi­gen­cias que sue­le te­ner el ex Pre­si­den­te pa­ra con sus oca­sio­na­les alia­dos pue­den lle­gar a ser de cum­pli­mien­to im­po­si­ble pa­ra el Man­da­ta­rio pro­vin­cial.

Comentá la nota