Pelea de radicales en el Concejo Municipal rosarino

Los concejales de la UCR, Jorge Boasso y Daniela León, quienes fueron compañeros de fórmula, ayer desataron una polémica tras la votación por la presidencia del Concejo.
La elección de autoridades del Concejo Municipal de Rosario casi termina en un escándalo entre radicales. Durante la medianoche tras un acuerdo entre el Partido Socialista y el radical no frentista Jorge Boasso, quien se abstuvo de votar –junto con la edil del Pro Laura Weskamp– el oficialista Miguel Zamarini quedó en la presidencia del cuerpo.

Tras no poder obtener el aval del concejal de Proyecto Sur Alberto Cortés, los socialistas no descartaban ceder la presidencia del Concejo Municipal. Pero a último momento, Jorge Boasso fue quien ofreció su abstención para que Zamarini siguiera sentado en el sillón más alto.

Boasso no protagonizó una pelea con los socialistas, a quienes respaldó, sino con Daniela León, su ex compañera de fórmula en las elecciones de setiembre pasado. Boasso se pasó de manera efímera a las filas del oficialismo porque León era la candidata por la oposición para ocupar la presidencia.

En los comicios internos de la UCR, Boasso planteó que el radicalismo debía separarse del Frente Progresista; mientras que León, que respaldó a Di Sciascio, abogó por consolidar la coalición.

Poco menos de 15 días después de la interna radical, Boasso y León traspapelaron sus roles. El primero acordó con el socialismo y se abstuvo durante la votación de las autoridades del cuerpo, por lo que le allanó el camino al socialista Zamarini para que siga al frente del Concejo. A último momento, Laura Weskamp, del Pro, se sumó a Boasso.

León, por su lado, se situó en la otra vereda al coincidir con los concejales del PJ y Proyecto Sur para disputar la presidencia, que –según aclaró el Ejecutivo– "por tradición" ocupa la primera minoría. Daniela León rompió el silencio y afirmó ayer que "con la postura que tomó Boasso quedó muy en claro que fue él quien traicionó al electorado" que lo votó en setiembre pasado.

Comentá la nota