Una pelea con la mira puesta en el 2011

La mayoría oficialista en Diputados aprobó, con variantes, la reforma tributaria que necesita el Ejecutivo santafesino. El Frente Progresista sospecha que el PJ quiere darle fondos a los municipios, pero restárselos a la Provincia para complicarle la gestión.
El Frente Progresista que gobierna Santa Fe presiente que la estrategia del Partido Justicialista, en la discusión del presupuesto para 2010 y la reforma impositiva que pretende la gestión de Hermes Binner, es quedar bien con los intendentes y presidentes comunales pero restarle fondos al Ejecutivo provincial y atarle las manos en el año previo a 2011, cuando las urnas llamen a elegir nuevo gobierno.

El oficialismo interpreta que eso quedó en evidencia el viernes, con el dictamen de minoría que los diputados del PJ elaboraron durante el tratamiento de la ley de presupuesto a la que la mayoría oficialista le dio media sanción por 25 votos a 22. Es que los peronistas –esta vez, reutemistas y kirchneristas votaron juntos– accedieron a los incrementos tributarios de beneficio directo para municipios y comunas y plantearon subir la alícuota coparticipable de gravámenes provinciales y nacionales, pero rechazaron aquellos que implican la mayor fuente de recursos para la Provincia, como la imposición del impuesto sobre Ingresos Brutos a la industria. Un vocero de la Casa Gris estimó que si ese criterio se impone, la Provincia perdería ingresos por $660 millones, en lugar de mejorar su performance recaudatoria, tal como lo intenta.

El Gobierno estima un déficit de 1.800 millones de pesos, y con los cambios propuestos espera recaudar 1.200 millones extra.

El socialista Juan Carlos Zabalza subrayó dos concesiones que el oficialismo aceptó en tren de negociar una salida: "Se incorporó un artículo para que el Ejecutivo pida de forma permanente al Legislativo autorización para endeudarse, y se convino en repartir el Fondo Sojero mitad para la Provincia y mitad para los municipios, siendo que hasta ahora era 70% y 30%. Depende de la actitud y de la responsabilidad de los senadores del PJ. El dictamen de minoría de Diputados pretende restar recursos a la provincia y darle más a los municipios, pero eso es agravar los problemas Sin impuestos, no hay Estado ni democracia", señaló el senador rosarino.

Comentá la nota