Una pelea por $ 23,7 millones Al final, la Provincia pagará la deuda por las 400 viviendas

Lo anunció el ministro de Obras, Hugo Testa. Así, se frenarán los descuentos que está recibiendo el Municipio. En 2007, De la Sota había prometido que el gobierno cordobés se haría cargo de las cuotas.
Finalmente, el gobierno provincial se hará cargo de la promesa que hizo José Manuel de la Sota y pagará los 23,7 millones que costó la construcción del barrio Ciudad Nueva. Así, el Municipio se salvará de los descuentos que comenzó a recibir en enero de este año. La decisión de pagar la deuda fue anunciada ayer a PUNTAL por el ministro de Obras Públicas, Hugo Testa. Por la tarde, el ministro de Desarrollo Social,

Juan Carlos Massei, le envió una carta al intendente Juan Jure para que inicie los trámites que hará que las 400 familias relocalizadas queden exentas del pago de las cuotas.

En su edición de ayer, este diario reveló que, en enero, el Municipio había empezado a recibir descuentos de 40 mil pesos mensuales hasta cubrir los 23,7 millones invertidos en Ciudad Nueva. Esa decisión de afectar la coparticipación provocó sorpresa en el Palacio: es que el 15 de mayo de 2007, cuando se inauguraron las 400

Viviendas, el entonces gobernador José Manuel de la Sota había anunciado que la gente, por ser de bajos recursos, no pagaría las cuotas. La Provincia se haría cargo.

Con esa promesa pública, el gobierno local se desentendió de poner en marcha el mecanismo de recupero que, por ley, estaba obligado a instrumentar para cobrarles las casas a los beneficiarios.

A pesar de que el gobierno de Río Cuarto demostró que existía una promesa pública del gobernador, la Provincia empezó a cobrarle la deuda.

Ayer, el ministro de Obras Públicas, Hugo Testa, manifestó que se trató de un error administrativo que será subsanado. “La decisión del gobernador (Juan) Schiaretti siempre fue la misma: mantener el mismo régimen para los ciudadanos que están en riesgo de inundación, en la costa de un río. La política es sacarlos de esa zona peligrosa, darles una nueva vivienda y que no paguen por esa casa. Eso mismo se hizo en Córdoba capital con 10 mil familias. Por lo tanto, igual criterio se aplicará para Río Cuarto: la gente no pagará y será la Provincia la que se hará cargo”, manifestó

Testa. El gobierno cordobés deberá devolverle ahora los fondos invertidos al Ministerio de Planificación Federal de Julio de Vido.

El ministro dijo que el error se produjo porque Ciudad Nueva se financió con fondos del Plan Federal I, que obliga a generar mecanismos de devolución. “Faltó el acuerdo entre el Ministerio de Desarrollo Social y el Municipio para que Río Cuarto esté incluido en ese beneficio. Todos aquellos vecinos que están a la vera del río deben ser relocalizados por cuestiones de seguridad y sus viviendas son entregadas sin costo.

Ahora, hay que hacer el convenio de excepción del pago”, indicó Testa.

Para que el trámite se inicie rápidamente, el ministro de Desarollo Social, Juan Carlos Massei, le envió una nota a Jure: “Me dirijo a usted a los efectos de que precise si los 400 beneficiarios del ‘Barrio Ciudad Nueva’ que fuera inaugurado en mayo de 2007, todos provienen de erradicación de asentamientos precarios y/o en riesgo social. De ser así, es política del actual Gobierno realizar la exención de pago de cuotas, de acuerdo a un programa establecido por este Ministerio por convenio con la Secretaría de Vivienda, que ya tiene aplicación en circunstancias similares en la Ciudad de Córdoba”.

Al mediodía, antes de conocer la decisión del gobierno de Schiaretti, el intendente Jure había pedido una solución política para la deuda de casi 24 millones.

“En su momento, cuando se hizo el anuncio de que se regalarían las viviendas a la gente, hicimos público nuestro desacuerdo por dos razones: desde lo financiero es difícil de sostener y, por otro lado, porque nuestro criterio ha sido el contrario. Nosotros apostamos a recuperar la cultura del trabajo, del esfuerzo. Tenemos un programa para que la gente se autoconstuya su vivienda”, dijo el mandatario municipal.

Y criticó a De la Sota por prometer y después no cumplir: “Es una de las malas prácticas de la política: aprovechar un espacio y un tiempo electoral para sacar un aplauso rápido”.

Ahora, la Provincia no sólo dice que no hará más descuentos sino que, incluso, devolverá los 40 mil pesos que ya perdió Río Cuarto.

Marcos Jure

mjure@puntal.com.ar

Cuotas de clase media

Después de la queja de los gremios riocuartenses por los 780 pesos de cuota que se cobrará a los beneficiarios del plan Hogar Clase Media, el ministro de Obras, Hugo Testa, dijo que todavía no se resolvió de cuánto será la cuota para los afiliados a los gremios.

“Jure lloriquea por 40 mil pesos por mes”

El legislador Marcelo Falo, vocero de José Manuel de la Sota, negó que haya habido responsabilidad del ex gobernador en el incumplimiento del compromiso público que asumió al anunciar que los fondos para las 400 Viviendas serían aportados por la Provincia.

“El hecho de que el barrio se encontara eximido del pago de una cuota mensual fue un pedido expreso que Rins (entonces intendente) le hizo a De la Sota. Le dijo que la gente no podía pagar. De la Sota tomó la responsabilidad de buscar los mecanismos administrativos. Esa decisión se tomó en conjunto, en pleno conocimiento del ministro Hugo Testa, que entonces estaba a cargo de Obras Públicas como lo está hoy”, dijo Falo.

El legislador acusó a Rins de no haber iniciado los trámites por su decisión de aliarse con Luis Juez.

Y agregó que, después de la polémica, De la Sota confirmó que asumió aquel compromiso y opinó que la Provincia deberá honrarlo. “El ex gobernador está convencido de que aquella promesa sigue firme”, dijo Falo.

El legislador dedicó, además, un párrafo al intendente Juan Jure: “Lo lamentable es que la segunda ciudad de la provincia esté tan inmensamente fundida para que el intendente salga a lloriquear por 40 mil pesos por mes”.

Comentá la nota