La pelea de los Kirchner con Tabaré se coló en la campaña de Uruguay

La pelea de los Kirchner con Tabaré se coló en la campaña de Uruguay
Cruces entre la Cancillería uruguaya y la embajada argentina en Montevideo.
De pronto, aunque previsiblemente, la figura de Néstor Kirchner se instaló en el centro de la campaña electoral uruguaya, que tendrá su primer test también el domingo 28, fecha en que todos los partidos políticos orientales deberán elegir en comicios internos a sus respectivos candidatos, de cara a las presidenciales del 25 de octubre próximo.

El nuevo incidente que involucra al ex presidente y actual candidato a diputado generó, ayer, hasta un llamado de atención por parte del canciller oriental Gonzalo Fernández al embajador argentino en Montevideo, Hernán Patiño Mayer, quien había salido a criticar al precandidato presidencial del Partido Nacional (centro), Jorge Larrañaga -quien en realidad tiene pocas chances de ganarle en la interna al ex presidente Luis Lacalle- por hacer este último una comparación en términos entre el presidente Tabaré Vázquez, del Frente Amplio y los Kirchner.

Por la forma en que sucedió, el nuevo incidente no puede dejar de leerse en el marco de la mala relación bilateral que se arrastra desde la pelea entre el ex presidente Kirchner y Vázquez por el diferendo de las plantas pasteras sobre el Río Uruguay, y que en el país vecino encendió una llama nacionalista. El tema es tan sensible que si bien la Argentina y los Kirchner no están obviamente en las plataformas electorales, son un tema implícito en la campaña oriental.

La nueva polémica se remonta curiosamente a la pulseada que en los últimos días están manteniendo Vázquez y la Federación Rural uruguaya, que critica su plan de desarrollo. Poco después de que Vázquez los llamara "de derecha" y defensores de una postura "retro", Larrañaga salió a defender a los ruralistas argumentando que Tabaré y su ministro de Ganadería y Agricultura tenían una "reacción al estilo Kirchner", y criticando en ese marco el supuesto "ofuscamiento" presidencial ante la crítica.

Fue entonces que apareció el embajador Patiño Mayer publicando una carta en La República. En ella calificó de "imprudentes" las comparaciones de Larrañaga y manifestó su "preocupación" por las "afirmaciones que buscan descalificar al presidente del Uruguay a su gobierno, usando para ello al gobierno elegido democráticamente por el pueblo argentino."

En medio de la polémica, ayer, llegó el llamado del canciller Fernández a Mayer. Pero también hubo una contrarréplica de Larrañaga al diplomático argentino. "Qué van a hablar de intervención, si han intervenido en el proceso electoral del 2004 (la elección de Vázquez) desde la Argentina", señaló haciendo referencia además al malestar en la oposición uruguaya -aunque manifesta también en el oficialismo que apoya al frenteamplista Danilo Astori- por el explícito apoyo del gobierno argentino al otro precandidato frenteamplista José Mujica. De hecho, en plena ira con el gobierno de Vázquez, el matrimonio Kirchner ha recibido al ex tupamaro unas dos veces. Y el aparato justicialista estuvo a su completa disposición para un acto partidario que iba a hacer en febrero pasado en Mar del Plata, pero que finalmente canceló precisamente por esta polémica, instalada en la opinión pública uruguaya. Hace unas semanas, el propio Mujica, tras unos elogios de Kirchner, decidió despegarse un poco al señalar que para mejorar la relación bilateral, los entrerrianos debían levantar los cortes fronterizos.

Comentá la nota