La pelea gremial sumó 5 meses de parálisis

150 días de lucha sindical, en un año en la Municipalidad / Negociación. Ayer el Suoem recibió una oferta de más incrementos de sueldos / Versiones. El Ejecutivo considera que el acuerdo está cerrado, pero el gremio recién responderá mañana.
Las protestas gremiales le quitaron casi cinco meses de actividad normal a la Municipalidad de Córdoba en el transcurso de los últimos 12 meses.

Sumando todas las medidas de fuerza que tomaron estado público, fueron unos 150 días en los que, sea por pedido de aumento, rechazo de recortes, oposición a concursos, repudio a un plan oficial, protestas por falta de insumos, asambleas informativas, movilizaciones generales o conflictos puntuales de una repartición, el municipio no pudo prestar todos los servicios que tiene a su cargo. Durante cerca de tres meses, no logró prestar casi ninguno.

El período más intenso del enfrentamiento entre el Ejecutivo y el gremio fue desde mediados de junio hasta el 23 de julio. Las tres semanas de octubre previas a la conciliación obligatoria dictada por la Secretaría de Trabajo de la Provincia le siguieron en conflictividad a ese período.

Las partes parecen haber llegado el sábado a un principio de entendimiento que promete evitar la paralización total del municipio que el Suoem planeaba imponer desde esta semana.

La pulseada actual. El intendente Daniel Giacomino confía en que mañana sea el último día de ese calendario de asambleas y conflicto casi permanente.

Es más, un comunicado emitido ayer a la tarde por la Dirección de Prensa dio por hecho un "acuerdo de partes" y detalló la oferta salarial. Además, el escrito consigna que se incorporaron varias sugerencias gremiales y recalca que "el aumento concertado representa los mismos valores que la comuna proponía para el pago de la masa salarial al cierre de la pauta 2009".

Para el Suoem, el acuerdo no está cerrado, ya que debe ser sometido a votación en cada una de las reparticiones. Hoy a las 10.30, la propuesta salarial será informada a los delegados y mañana habrá asambleas informativas en todas las áreas del municipio. Sobre la base de la respuesta de los empleados, el gremio definirá si acepta o rechaza la oferta.

La dirigencia gremial que encabeza Rubén Daniele y el equipo designado por Giacomino para la negociación –liderado por el secretario de Gobierno, Guillermo Luque– pasaron 10 horas del viernes y toda la mañana de ayer en la discusión de la que surgió la base del acuerdo.

A diferencia de todas las alternativas que el gremio rechazó hasta ahora, esta vez el Ejecutivo admitió que la suba no se agote en montos fijos –que perjudican a los empleados de mayor salario–, sino que desde diciembre el pago no remunerativo será el equivalente a un 13 por ciento del salario básico de cada agente. Desde marzo, en tanto, el municipio pagará suba plena y en blanco del 10 por ciento, es decir, sólo tres puntos por debajo de lo que exige el Suoem.

Comentá la nota