En la pelea final, Kirchner apela a su esposa y a mostrar la gestión.

La Presidenta hará actividad proselitista hasta después de la veda; el conurbano, la clave.
Ocho actos. Seis, en territorio bonaerense. La última semana de Cristina Kirchner antes de las elecciones está cargada de presentaciones y anuncios, incluido el viernes próximo, cuando ya rija la veda electoral.

La Presidenta deberá arreglárselas para no violar el Código Nacional Electoral, que prohíbe a los gobiernos hacer anuncios públicos en la última semana antes de un comicio para evitar inducir el voto a favor de determinado candidato.

Sin grandes sorpresas, Néstor Kirchner cerrará la semana concentrado, como durante toda la campaña, en el conurbano bonaerense. A él le esperan dos actos por día. Desechó a último momento la idea de filmar él mismo en persona el último spot que preparó la Casa Rosada porque, según supo LA NACION, dijo que no era lo suyo hablarle a la cámara. Raro. Durante todo su gobierno concentró la comunicación oficial con sus habituales discursos en el atril, reproducidos a través de los medios televisivos.

Eso sí. Sus colaboradores más cercanos le aconsejaron en los últimos días que diera entrevistas a la prensa. Falta la aprobación del jefe máximo.

El raid proselitista de Kirchner lo llevará de nuevo a los distritos más populares y en los que ya estuvo durante la campaña.

Arrancará el lunes, otra vez, en Racing después de las dos apariciones que hizo en el club del que es hincha, con el regalo de cuatro plasmas para los jugadores incluidos. Además de un acto en el microestadio, estará por la tarde en San Miguel, el martes desembarcará en José C. Paz e irá a General Rodríguez. Al día siguiente, las paradas serán Malvinas Argentinas y Florencio Varela, el mismo distrito en el que inauguró sus caminatas de campaña.

Descartadas quedaron varias ideas de último momento, como encabezar una caravana de jornada completa por La Matanza. Según dicen sus colaboradores, la última semana de campaña tendrá escasas sorpresas. Todavía es una incógnita si se animará a participar del sketch de "Gran Cuñado", después de la insistencia del conductor Marcelo Tinelli en convocarlo. En el entorno del ex presidente dicen que analizarán hasta último momento la conveniencia de prestarse a la parodia de alto rating.

El cierre de campaña, como es costumbre kirchnerista, se hará en el predio del Mercado Central, el jueves. Ese lugar eligieron siempre los Kirchner para el último mensaje electoral. En 2003, cerró allí el ex presidente, y en 2005 y en 2007, Cristina. El último acto del patagónico convertido en bonaerense comenzará temprano, a las 15, para evitar que la desconcentración de militantes se haga de noche.

Full time

Allí estará con él toda su familia, incluida, claro, la Presidenta, que sólo se sumó a los actos proselitistas de su marido en la presentación oficial de listas, en el Teatro Argentino de La Plata, y estará en el cierre.

Y si de cábalas se trata, el matrimonio volvió a elegir el hotel Intercontinental como búnker para esperar los resultados de las elecciones, el próximo domingo, como ya lo hicieron en los comicios anteriores en los que uno y otro participaron.

La semana preelectoral de Cristina Kirchner está cargada de presentaciones. Ayer estuvo en un acto proselitista en Ezeiza, en el que fue la principal oradora. Mañana, en La Plata, hará un anuncio en la planta de Ensenada de la petrolera YPF. Unas horas más tarde, viajará a La Rioja, también para llevar obras.

Seguirá el martes en Campana y en Marcos Paz, y el miércoles estará en la ciudad bonaerense de Las Flores, otro pueblo de fuerte influencia agropecuaria que tuvo el año pasado duros piquetes contra la política oficialista con el campo.

Aunque no se comunicó aún oficialmente la finalidad del cúmulo de actos que tendrá la Presidenta, cada vez que visita un lugar lleva anuncios o promueve políticas públicas.

El Código Electoral la inhabilitaría esta semana para sus habituales presentaciones. "Queda prohibido durante los siete días anteriores a la fecha fijada para la celebración del comicio, la realización de actos inaugurales de obras públicas, el lanzamiento o promoción de planes, proyectos o programas de alcance colectivo, y, en general, la realización de todo acto de gobierno que pueda promover la captación del sufragio a favor de cualquiera de los candidatos a cargos públicos electivos nacionales", establece en su artículo 64.

Otro de los destinos de Cristina Kirchner será Quilmes, el viernes por la tarde, cuando ya todos los candidatos tendrán prohibido pedir el voto por la veda electoral. Intentará el último favor a su marido en la lucha electoral más difícil de su carrera.

8

Actos en cinco días

* La Presidenta se mete de lleno en la campaña en la última semana, con presentaciones que están en el límite de lo que permite la ley electoral.

Comentá la nota