Una pelea entre ex socios porteños

Una astilla de palo cercano provocó la ira. Ricardo López Murphy –ex socio de Mauricio Macri en el primer experimento de ampliación del PRO– calificó a su antiguo aliado como inmerso en "un proceso de decadencia irreversible".
López Murphy dijo que observa a Macri avanzando hacia "un deterioro muy agudo". Y para apuntalar sus críticas se basó en las declaraciones de uno de los compañeros actuales dentro del espacio Unión-PRO: "La mejor señal de este proceso es la declaración de Francisco de Narváez de que él va a competir por la presidencia de la república. Esto quiere decir que lo ve a Macri en un proceso de decadencia irreversible", puntualizó López Murphy.

La respuesta provino, en forma inusual, por parte del ministro de Hacienda macrista, Néstor Grindetti, quizá más en línea con empezar a mostrar juego para postularse en 2011, otra vez, a la intendencia de Lanús. "Sería bueno que López Murphy se deje una camiseta puesta y termine de jugar un campeonato alguna vez. Luego de su brevísimo paso por la gestión, tendría que haberse retirado y dedicado a otra cosa. Ahora, que siga participando", sostuvo Grindetti, en declaraciones a Télam. Incluso, recordó que cuando el radical era ministro de Fernando de la Rúa "prometió no renunciar y a los pocos días lo hizo, como repitió con la UCR y con Recrear".

López Murphy, de hecho, planteó que pretende organizar una nueva fuerza como "alternativa al PJ, en el país y en la ciudad, con una propuesta superadora".

Ibarra sale de campaña por la web

El legislador porteño Aníbal Ibarra decidió parafrasear la consigna PRO "En 2 años hicimos más que en los últimos 10" y difundió un spot en el cual completa esa frase asertiva con otro sentido: "Aumentamos el ABL un 300 por ciento", "Nombramos al primer jefe de la Policía Metropolitana y ya está preso" y "Duplicamos la cantidad de cargos políticos: de 346 a 644 en 2010"

Comentá la nota