Una pelea entre la embajada argentina en Londres y Financial Times calienta la previa de la reunión del G20

Una pelea entre la embajada argentina en Londres y Financial Times calienta la previa de la reunión del G20
Según el diario, la presencia nacional resta credibilidad al grupo. El representante argentino habló con Perfil.com y dice lo contrario.
La ofuscación del gobierno argentino con la prensa no reconoce fronteras. Al enojo casi diario de la presidenta Cristina Kirchner y sobre todo de su marido, el ex presidente, Néstor Kirchner, con los medios debe sumársele el de la máxima autoridad de la embajada argentina en Londres, Enrique Ferrer Vieyra, que escribió una carta al Financial Times, respondiendo críticas vertidas por el diario económico.

En un artículo titulado "Modestas esperanzas para concretar progresos en el G20", el FT tiene pocas pero durísimas palabras para la Argentina. En la nota se asegura: "Más de un funcionario envuelto en las internas del grupo dijo en privado que el involucramiento de países como Argentina, que tiene una historia de desafiar las normas internacionales de gobernabilidad, no ayuda a reforzar la credibilidad y el trabajo del grupo multilateral ".

Apenas esas dos líneas dispararon la indignación oficial y el encargado de Londres sintió la necesidad de responder al diario. "Creo que sería justo que el FT clarifique a sus lectores que Argentina es un país con una larga tradición de respeto a las leyes internacionales", escribió Ferrer Vieyra en una carta de lectores, en la que agregó que la posición critica del Estado argentino para con el Fondo Monetario Internacional, no afecta al G20, sino todo lo contrario.

"Si algún país le da credibilidad al G20 es argentina", afirmó a Perfil.com desde Londres la máxima autoridad de sede diplomática argentina, en la que aun esperan la designación de un embajador. Ferrer Vieyra agregó que la presencia de Argentina se "da algo de garantía de que este grupo llegue a reformar lo necesario, por eso escribí esa carta de lectores".

El encargado de negocios de la embajada también dijo que las críticas contra Argentina responden más al pensamiento del propio periodista que redactó la nota (el norteamericano Alan Beattie), que a lo que piensan los funcionarios que dieron el supuesto off the record.

La cara visible de la embajada en Londres sostuvo que el tema no se reduce a las críticas que el gobierno K ha vertido contra el FMI, sino a un contexto más complejo en el que se busca solucionar la crisis y evitar "una vuelta del proteccionismo". Al mismo tiempo, marcó que "todo el desbarajuste financiero de alguna manera tira agua al molino argentino", ya que "antes eramos los únicos que pregonábamos por estas reformas" y ahora "hay mayor cantidad de países que lo están pensando".

¿Hubo algún enojo por parte del matrimonio presidencial en torno al tema? Ferrer Vieyra sostuvo que "cuando salió la nota, lo comentamos con el sherpa del g20 [representante nacional en el Grupo], pero no hubo enojos, se tomo como una critica más" y añadió "venimos siguiendo al Financial Times y siempre han tenido posturas contrarias a la Argentina".

Esta no es la primera vez que un funcionario de Gobierno escribe una carta de lectores a un medio internacional. En abril del año pasado, el presidente del Banco Central, Martín Redrado, refutó los argumentos de la revista más prestigiosa del periodismo económico mundial que había realizado una "odiosa" comparación entre las economías de Argentina y Brasil, usando la fábula de la liebre y la tortuga. Argentina era la liebre, cuya economía crecía vertiginosamente, y Brasil, la tortuga que avanzaba a paso lento pero seguro y gana la carrera.

Comentá la nota