La pelea económica detrás de la guerra del gobierno contra Vila y Manzano

Detrás de la denuncia de extorsión que hizo Cazabán contra los empresarios, están la tarifa eléctrica y el financiamiento de varios negocios, además de Edemsa. Qué se puede esperar de la pelea.
El ringtone del celular de un funcionario con bajo perfil pero creciente influencia en el Cuarto Piso de Casa de Gobierno es la canción "Al vacío" de la banda uruguaya No te va a gustar. El detalle que se hizo notar la tarde del miércoles 2, fue como una síntesis de lo que sentían los peronistas que acababan de escuchar en la Legislatura la denuncia por extorsión del secretario General de la Gobernación, Alejandro Cazabán.

El hombre fuerte del gobierno justicialista terminaba de concretar lo que se venía amagando desde hace casi un mes atrás. Y ese embate generó gran impacto dentro del recinto legislativo y se expandió de manera viral hacia fuera. "Los empresarios Daniel Vila y José Luis Manzano extorsionan al gobierno", dijo Cazabán a las 14,40 de ese día miércoles 2 en el escenario que él mismo eligió.

No hay que perder de vista que Cazabán desembarcó en la Casa de las Leyes para responder al pedido de informes que el diputado Ricardo Puga -un hombre muy cercano al Multimedios Uno- hizo por el decreto oficial 2595, donde se habilitaba una ampliación al casino que funciona en el Hotel Sheraton. Fue un capítulo más de la "guerra de los casinos" en la que diversos hombres relacionados al Grupo tuvieron mucho que ver.

El cuestionamiento legislativo de Puga hacia Cazabán -quien firmó el decreto junto a Celso Jaque- no fue respondido puntualmente por el funcionario. La respuesta fue justificar la denuncia del parlamentario como una maniobra extorsiva de Vila y Manzano, que usaron como instrumento de presión al mismo Puga.

En esta observación tampoco se puede soslayar que, si bien Daniel Vila no tiene negocios directos relacionados con el juego, su hermano, Alfredo, sí los tendría a través de terceros con la empresa Mendoza Central Entretenimientos, la principal operadora del juego de tragamonedas en el casino estatal. De ahí el argumento conspirativo de Cazabán.

Después de esa lanza tirada al imaginario talón de Aquiles del grupo empresario, lo que quedó entre los peronistas cercanos al Ejecutivo fue una doble sensación de relajo e incertidumbre. No es para menos, los empresarios apuntados tienen en sus manos, entre otros emprendimientos, un pool de medios de comunicación (Multimedios Uno) y empresas de servicios públicos (Edemsa la distribuidora eléctrica, y la petrolera Ketsal concesionaria de áreas secundarias petroleras).

Según el relato posterior de aquel embate, ese fue el resultado de la tensión que se había originado hace un mes atrás entre el vapuleado gobierno de Celso Jaque y Vila-Manzano.

Reunión de directorio y el escarmiento de Manzano

[EDEMSA-Neil Bleasdale-PORTADA]

Fue el 11 de noviembre cuando se celebró una reunión del directorio de Edemsa. Ese es el hito más importante de esta última parte del enfrentamiento, de acuerdo a las precisiones que los informantes oficiales dieron luego de la estocada de Cazabán.

Ese día, en el directorio se trató el permiso para que el presidente de la empresa eléctrica, el británico Neil Blasdale (en la foto)comenzara con el trámite para concretar la emisión de Obligaciones Negociables por 15 millones de dólares, unos 60 millones de pesos. Esa operación antes había sido aprobada por una asamblea de Edemsa. Se especulaba con que esos bonos fueran adquiridos en su mayoría por la Anses. Los directores representantes del Estado en Edemsa no votaron a favor de esa acción. Entonces, siempre de acuerdo a la narración desde el peronismo, sobrevino parte del escarmiento.

Al día siguiente, el diputado Puga radicó la denuncia penal en la oficina fiscal de Delitos Complejos por el caso del decreto que autorizaba la ampliación del Casino Enjoy que funciona en el Sheraton. Ya Puga había batido el parche público con su denuncia en la Legislatura y los medios de Vila y Manzano le dieron una amplia cobertura.

Cazabán afirma que esta es la tercera denuncia penal de la serie de cinco con la que, según su testimonio, fue amenazado el Gobierno por el mismo José Luis Manzano sino cedían a sus pretensiones de financiar a la empresa concesionaria eléctrica.

Dado el tironeo ya planteado, la demanda judicial de Puga caldeó más los ánimos dentro del oficialismo. Por eso sí ya se empezó a señalar más desembozadamente quién era el nuevo enemigo público del Gobierno.

El militante Miranda y el primer denunciante

[Miranda - Alado - PORTADA]

Ahora bien, hubo un episodio político y público que no trascendió simplemente porque no tuvo cobertura periodística. Ocurrió el 17 de noviembre pasado. Ese día se celebró el Día de la Militancia Peronista en honor al 17 de noviembre de 1972, el día del retorno de Juan Perón del exilio político. El acto recordatorio al que fue Jaque fue en la sede del PJ de Las Heras. El intendente lasherino Rubén Miranda y presidente electo del PJ provincial, fue el anfitrión y como tal habló antes que el gobernador. Él fue el primero en mencionar públicamente a "los empresarios Vila y Manzano que tienen empresas de servicios públicos" como los responsables de las presiones que se ejercían desde sus medios hacia el Gobierno, para lograr sus objetivos económicos. Luego un Jaque más encendido dijo que "podrán gastar ríos de tinta y publicar todos los títulos negativos que quieran que no me van a torcer el brazo y voy a hacer una Mendoza para todos". Llamativo, justamente es el eslogan de MDZ Online, medio que el gobierno ha discriminado y castigado sistemáticamente, justo por su línea editorial crítica.

Así, la denuncia de Cazabán no fue más que la ratificación de ese malestar que ya estaba instalado en el Gobierno.

¿Empresa eléctrica o prestamista? El objeto de los 15 millones de dólares

[Edemsa]

Entonces: ¿Por qué era tan importante para el dúo Vila-Manzano que el voto de los representantes del Estado en Edemsa fuera positivo y autorizara el empréstito, si el Estado es minoría en el directorio?

Dicen en Casa de Gobierno que eso les aseguraría una gestión si había observaciones en los balances. Pero algo más grave desde el punto de vista oficial: con ese pedido de endeudamiento se excedería el objeto social de la empresa de servicios eléctricos ¿Por qué?

La explicación oficialista decanta ya en las movidas internas de la empresa. La certeza que dicen tener los que acompañan a Cazabán en la cruzada contra la dupla empresaria es que Edemsa se ha transformado en un organismo financiador de otros emprendimientos, o en otros casos en una "ventanilla pagadora" de altos costos por insumos nunca bien justificados.

Sin explicitar los beneficiarios, los "Cazabánboys" señalan que muchas empresas subsidiarias de Edemsa se han visto favorecidas con préstamos que la empresa les ha otorgado, o que ha llegado a pagar por honorarios profesionales hasta 40 millones de pesos anuales.

Es el caso de los 15 millones de dólares en documentos financieros (ON) que estarían destinados a ser traspasados a la petrolera Ketsal, para iniciar las primeras inversiones que esta empresa de Vila y Manzano debe hacer antes de marzo, porque de otro se les caerá la concesión de esas áreas petroleras que el mismo Jaque les adjudicó. Es decir, es el viejo truco de financiar los negocios privados con dinero de Estado.

Esta operatoria estaría viciada, por su objeto, ya que el dinero no sería para aumentar la eficiencia de Edemsa en su exclusivo rol de distribuidora eléctrica.

El "Día D". El título del Uno

El relato se retrotrae al 8 de mayo. El "Día D" para la relación entre la dupla Jaque-Cazabán y el tándem Vila-Manzano.

Esos días previos a las elecciones confiesan ahora los funcionarios que la presión de los empresarios, en especial Manzano, se intensificó en el Cuarto Piso de Casa de Gobierno. El ex ministro menemista pugnaba porque el decreto del nuevo cuadro tarifario saliera antes de las elecciones. Pero además pugnaba por un detalle no menor. Según los informantes oficiales, quería una rentabilidad asegurada de hasta un 12 por ciento.

Dicho sea de paso, el resultado de esas reuniones fue plasmado en el decreto 1569 publicado el 22 de julio y "develado" por MDZ el lunes 30 de noviembre. La rentabilidad que finalmente garantizó Jaque fue del 9,9 por ciento, gradual hasta 2013. Aún así siendo menor a la exigida por Manzano, fue una decisión totalmente cuestionable desde lo legal, dicen los expertos, porque a ninguna prestataria de servicios públicos se le garantiza por decreto una ganancia.

En esas tensas reuniones se oyeron las advertencias de Manzano, cuentan en la Gobernación. "Tengan en cuenta que estamos en plena campaña electoral", es una de las frases amenazantes que en el Gobierno le adjudican al "Chupete" Manzano.

[Tapamayo]

Como prueba de esas presiones Cazabán y Jaque, en ese orden, recuerdan la edición impresa del diario Uno del 8 de mayo. El título de tapa del tabloide fue: "Jaque y su gestión tienen casi el 70% de imagen negativa".

En ese tren de mostrar los contrastes con que se ha manejado el sector empresario, recuerdan los dirigentes peronistas el asado vendimial que Vila prepara desde hace unos años, al otro día del acto central de la Vendimia en su estancia de San Isidro. En la noche del sábado 7 de marzo Jaque fue silbado masivamente en el Teatro Griego. Los justicialistas que participaron de la fiesta musicalizada por el dúo Pimpinela en el pedemonte recuerdan la actitud de Vila. El empresario hizo una encendida defensa de Jaque y denostó a quienes lo silbaron.

Curioso: uno de los principales argumentos de Vila, que esgrimió esta semana contra Jaque, fue el bochornoso episodio vendimial, sin recordar su defensa al mandatario, y a la vez que aseguró que la encuesta del título del Uno del 8 de mayo no terminó reflejando más que el resultado de la elección del 28 de junio pasado.

La encuesta aludida la confeccionó Julio Aurelio, quien también compartió el almuerzo de San Isidro con Vila, Manzano y Jaque. El encuestador hizo esta medición un mes antes de la publicación. O sea, Manzano "la pisó" para publicarla oportunamente, concluyen ahora su acusadores.

Por eso los peronistas que ahora denostan a Vila y a Manzano -pero que también participaron de la fiesta de San Isidro- se preguntan: "¿Qué pasó entre marzo y mayo para que cambiara tanto la posición de Vila?".

Lo que viene, lo que viene… la intervención de Edemsa

[Jaque Cazabán Vila-PORTADA ByN]

Las cartas está echadas. Vila hizo "su" denuncia por extorsión contra Jaque y Cazabán, por presiones del gobierno para que neutralice a los periodistas que resultan molestos para su gestión. La pregunta es: ¿por qué no lo hizo antes?

Vila se quedó con las ganas de hacerle una querella de calumnias e injurias a Cazabán porque el funcionario se resguardó en el momento de hacer su denuncia, y fue amparado por la inmunidad legislativa. Dijo lo que dijo en una interpelación parlamentaria. Además, jurídicamente los dichos de Cazabán no son pasibles de ser cuestionados ya que el delito de calumnias e injurias quedó restringido a un acto privado y no de "interés público", como insistió el súper ministro de Jaque durante su informe legislativo.

Mientras tanto, la compulsa penal que saldrá de la Legislatura donde se registra la denuncia de Cazabán llegará a la Fiscalía Especial esta semana, aseguran.

Este tren triunfalista en el que está subido Jaque parece ser el mejor escenario para generar los tan anunciados y postergados cambios en el gabinete con integrantes más aguerridos para la pelea que ya se vislumbra para la segunda mitad del mandato de Jaque.

Lo que aparece como importante en este escenario son las acciones que el Gobierno planea con Edemsa.

Ya reactivó un requerimiento al Fiscal de Estado planteado en marzo pasado, para que emita un dictamen donde diga si el Estado está en condiciones de "capturar" las acciones de Vila y Manzano en Edemsa por el incumplimiento del pago del canon.

Aquella presentación se congeló cuando la empresa depositó 5 millones de pesos de los 26,5 que debía en ese momento y que debía pagar al Fondo Compensador de la Tarifa Eléctrica.

También se acelerarán las acciones administrativas y judiciales sobre las operatorias de préstamos de Edemsa a otras empresas y sobre los gastos presuntamente excesivos.

Esta batería de movimientos apuntan a un objetivo claro que está en el pensamiento de Cazabán como último golpe al enemigo público. "Es altamente probable que terminemos en una intervención", señala el poderoso y cada vez más consolidado secretario General de la Gobernación.

Epílogo: ¿Y Batman?

[Batman]

Como se advierte en este relato, los acontecimientos se han sucedido al ritmo de los intereses económicos de Vila y Manzano. Ahora en el oficialismo se critica duramente a los empresarios. Sin embargo los gestos de los gobernantes fueron condescendientes con los empresarios a quienes ahora critican.

Sólo basta recordar cómo Jaque festejó su cumpleaños 48 soplando una velita frente a las cámaras de Canal 7, o cuando fue a la inauguración del complejo del Multimedios Uno y fue testigo privilegiado, junto a Rubén Miranda, de cómo Vila atacaba al gobierno kirchnerista por la ley de Medios.

Como epílogo sólo basta recordar una frase que le oimos decir justamente a un fiscal penal, que definió a Mendoza de esta manera: "Esta provincia es como Ciudad Gótica, pero sin Bátman".

Comentá la nota