Pelea por el Central llega al Congreso: la oposición busca voltear los decretos

 Pelea por el Central llega al Congreso: la oposición busca voltear los decretos
El miércoles, la comisión bicameral de seguimiento de los DNU tratará la expulsión de Redrado. Pronostican un empate, aunque la UCR negocia con kirchneristas críticos
Como para que no queden dudas de que la pelea por el uso de las reservas del Banco Central es un verdadero conflicto de poderes –ya participan de él el Ejecutivo y el Judicial– hoy entrará formalmente en escena el Congreso: todos los jefes de bloque del Senado menos el oficialismo se reunirán esta tarde convocados por el Vicepresidente Julio Cobos para ponerle fecha a la sesión en la cual se tratarán los Decretos de Necesidad y Urgencia de la Presidenta Cristina Kirchner que desataron la batalla institucional.

Cobos volvió anoche desde Mendoza, preparado para encabezar el encuentro de esta tarde en el Salón Gris al que acudirán Gerardo Morales (UCR), Rubén Giustiniani (Partido Socialista), María Eugenia Estenssoro (Coalición Cívica), Adolfo Rodríguez Saá (Peronismo disidente). Miguel Pichetto, jefe de la bancada kirchnerista, ya avisó que no se sentará hoy con ellos.

"Lo que quieren es una foto, porque esa reunión no tiene ningún valor institucional. Al Congreso lo puede convocar la presidenta o las propias cámaras, pero para esto último hay que tener el quórum", dijo anoche una importante fuente del bloque de senadores del Frente para La Victoria a El Cronista.

El quórum que necesita la oposición para llamar a una sesión es de 37 senadores. Si junta todas sus fuerzas, hoy tiene 35 bancas, la misma cantidad que el oficialismo, que cuenta con 32 senadores propios más dos aliados fueguinos y uno de Neuquén. Los dos legisladores que pueden inclinar esa pelea hacia uno u otro lado son los pampeanos Rubén Marín y María de los Ángeles Higonet, que ya avisaron en reiteradas ocasiones que tienen la intención de ser independientes y decidir según su parecer caso por caso. Tanto el kirchnerismo como el PJ disidente trataron de tender puentes con ellos durante todo el fin de semana.

La semana pasada, antes de que la Presidenta firmara el DNU que ordenó la expulsión de Martín Redrado del BCRA, Cobos había dicho que quería una sesión para el 3 de febrero, pero los tiempos se aceleraron: la intención de la oposición ahora es tratar en el recinto del Senado este mismo mes los decretos. El oficialismo, en cambio, buscará que los senadores se sienten en sus bancas sólo en febrero, cuando llegue la hora de nombrar autoridades y repartir las comisiones.

En cualquiera de las dos fechas –enero o febrero– el Congreso tendrá que tratar al menos cuatro Decretos de Necesidad y Urgencia: los dos involucrados en la creación del Fondo del Bicentenario, el de la Reforma Política y el que se usó para echar a Redrado, que deberá pasar antes por la reunión de la Comisión Bicameral de pasado mañana.

Los tres primeros ya pasaron por esa Comisión, y allí quedó en evidencia que será difícil salir del empate de ocho legisladores de la oposición y ocho del oficialismo: hay dos dictámenes para cada uno de los DNU. El miércoles, los ochos senadores y ocho diputados que componen esa Comisión, tratarán el DNU 18/2010, en el cual la Presidenta y todo su Gabinete ordenaron pasar por alto la Carta Orgánica del Banco Central que obliga a consultar al Congreso antes de sacar de su cargo al titular del BCRA.

La oposición aspira a romper el empate esta vez. "La verdad es que en este último DNU hay errores muy gruesos. No sé si todo el kirchnerismo va a aceptar que se ponga en práctica cualquier procedimiento para sacar a un funcionario puesto por ellos mismos", se entusiasmó anoche una fuente del bloque de la Unión Cívica Radical, que lleva la delantera en la novela por la reposición de Redrado.

El senador Luis Naidenoff, un radical integrante de la Comisión Bicameral de tratamiento de los DNU, dijo que la decisión de remover a Redrado, "es un bochorno porque se han hecho mal las cosas" y se lamentó porque "el gobierno no entra en razones".

En la Cámara de Diputados, a pesar de que los números del oficialismo están más comprometidos –si se ponen de acuerdo, allí la oposición consigue quórum propio– a la oposición le resultará mucho más difícil manejar los tiempos de una hipotética sesión para tratar en el recinto los cuatro últimos DNU de Cristina: el encargado de reunir a los jefes de bloque para preparar un encuentro del pleno es el kirchnerista Eduardo Fellner. El jujeño sólo llamó a un encuentro informal, que podría ocurrir el jueves o el viernes.

Para agregar un capítulo más de la escaramuza entre poderes, legisladores nacionales de Chubut presentarán hoy una acción judicial para frenar los efectos de los DNU que expulsan a Redrado y ordenan el pago de deuda pública con reservas del BCRA.

La senadora Graciela Di Perna y el diputado Manuel Morejón, ambos integrantes del Bloque ‘Trabajo y Dignidad‘, irán hoy a los Tribunales para interponer una medida cautelar autónoma contra la decisión presidencial, dijeron fuentes del sector político.

Junto a Di Perna y Morejón estarán los diputados Graciela Caamaño, Felipe Solá y Alfredo Atanasof, enrolados en el PJ disidente. Dos medidas similares habían sido presentadas por la UCR y por el diputado macrista Federico Pinedo la semana pasada. En base a ellas, la Justicia ordenó restituir a Redrado y frenar el pago de la deuda con reservas.

Comentá la nota