La pelea por los cargos puso en jaque la unidad del PJ disidente

Legisladores de varias provincias amenazan con hacer rancho aparte.
La candidatura de Graciela Camaño a presidir el bloque de diputados del PJ disidente agregó un motivo más de discusión y dificulta la intención de armar un bloque único de más 40 diputados que dispute poder al kirchnerismo en el Congreso.

El otro candidato a la jefatura es Felipe Solá, quien enterado que había salido a la cancha Camaño a disputarle el liderazgo reinició la tarea de conseguir lealtades. Trascendió que Camaño se enojó con Solá porque la habría descalificado asociándo su postulación a una operación de Eduardo Duhalde. Cerca de Camaño lo negaron.

A partir del 10 de diciembre serán más de 40 los peronistas anti K y hace tres meses el nombre de Solá empezó a sonar para presidir un bloque unificado que sería tercera fuerza de la Cámara.

Pero en las últimas reuniones del sector el ex gobernador bonaerense indispuso a varios colegas del interior. Le objetan que se haya autopostulado a presidente y que impusiera la presencia de Francisco De Narváez como parte del grupo. "Quiere ser obispo y Papa a la vez y eso no se puede. Y De Narváez ¿está con nosotros o con Macri"?, se lamentó un diputado de antiguas cuentas con Felipe.

Entre las dudas de Solá se coló la ambición de la esposa de Luis Barrionuevo, quien es bien mirada por diputados de Salta, Santa Fe, Entre Ríos y San Luis, que la impulsan -por ahora sin éxito- a la jefatura por su experiencia. "Conoce al dedillo el trámite legislativo", aseguran. Otros la acusan de tener un pie en cada lado: "¿Cómo nos va a conducir si todavía forma parte del bloque K y preside Asuntos Constitucionales"?, preguntó un felipista en reserva. Por la interna, los dos chubutenses de Mario Das Neves y el salteño Marcelo López Arias ya habrían decidido hacer rancho aparte.

Pese al ambiente de división, el senador puntano Adolfo Rodríguez Saá, en su carácter de coordinador de un grupo de referentes provinciales del PJ disidente, anunció una reunión para el próximo martes del "Peronismo Federal". Convocó a "todos los senadores y diputados nacionales a asumir el compromiso público de llevar adelante la agenda legislativa del sector. Firman la nota, el jefe del PJ entrerriano Jorge Busti, los diputados electos Ramón Puerta y el nombrado los senadores Carlos Reutemann y Juan Carlos Romero y el gobernador de San Luis, Alberto Rodríguez Saá.

Por un lado, la pelea en el bloque. Por el otro este llamado a la unidad de los referentes. La situación es tan confusa que en la sesión del miércoles, los diputados puntanos -enemigos jurados del kirchnerismo- votaron a favor de la postergación por dos años de la emergencia económica. Pudo haber sido a cambio del visto bueno para la creación de la Universidad de Villa Mercedes. Esa votación a favor del oficialismo fue mal vista por el resto del PJ disidente. Mientras, el sector de Solá (9 diputados) negocia por las suyas el apoyo a la reforma política, que los demás sectores rechazan.

Comentá la nota