La pelea por el Banco Central abrió paso a una serie de preguntas clave

La pelea por el Banco Central abrió paso a una serie de preguntas clave
Qué puede pasar con las reservas y la economía. El rol decisivo que adquirió el Congreso.
La renuncia de Martín Redrado clausura una etapa de la crisis que se desató con la creación del Fondo del Bicentenario, pero al mismo tiempo deja planteadas algunas dudas.

En qué situación queda ahora Martín Redrado

Aunque ayer Redrado renunció, para el Gobierno esa renuncia no sería válida porque quiere que la Comisión Bicameral le aconseje a la Presidenta su remoción, confirmando el DNU y que incumplió con los deberes de funcionario público. Así, se agrega un nuevo elemento en esta crisis: la puja por los términos de su salida del BCRA. Mientras Redrado pretende dejar sentado que se fue luego de defender las instancias institucionales, el Gobierno quiere que no haya ninguna duda de que fue removido por una decisión del Ejecutivo, avalada por la Comisión del Congreso.

Cómo funcionará de aquí en adelante el Banco Central

La renuncia de Martín Redrado no cambia, en lo formal, la situación actual del Banco Central, porque desde el viernes 22 de enero, cuando se conoció el fallo de la Cámara en lo Contencioso Administrativo, el Gobierno interpretó que Martín Redrado había dejado de ser presidente del organismo. Y entonces el vicepresidente Miguel Pesce asumió la presidencia interina. A partir de ese día el Directorio, de mayoría oficialista, fue reestructurando las líneas gerenciales de la entidad, desplazando a los técnicos afines al "redradismo". De todos modos, en lo que el BCRA no puede avanzar es en liberar las reservas que pide el Gobierno porque la Justicia suspendió los efectos del DNU de Cristina que crea el Fondo del Bicentenario. Con todo, el directorio del Banco Central deberá demostrar sobre la marcha cuán permeable es a las órdenes que lleguen de Economía, y no sólo en cuanto al uso de las reservas, sino en cuanto a política cambiaria, de tasas de interés y crediticias.

Qué impacto tiene sobre la marcha de la economía

Si con el Fondo del Bicentenario el Gobierno pretendió darle certidumbre a los acreedores, la crisis abierta con Redrado, que ya dura más de un mes y tiene un alcance político, económico e institucional, sumado a la indefinición sobre cómo hará el Gobierno para pagar la deuda de 2010, terminaron por generar una incertidumbre que ya se manifiesta en presiones sobre el dólar y caídas en los valores de los títulos públicos. A eso se agrega un recrudecimiento inflacionario que acelera las pujas intersectoriales. Aunque hay signos de un repunte de la actividad, por la conflictividad político-institucional hoy la economía argentina no está mejor sino peor que antes del 15 de diciembre, cuando Cristina firmó el DNU que hizo detonar la "crisis del Bicentenario".

Qué pasa con la Bicameral tras la renuncia de Redrado

Para el martes está prevista una nueva reunión de la comisión formada para juzgar el desempeño de Martín Redrado. Se espera que ese mismo día pueda emitir el dictamen. En principio los miembros de la comisión tienen decidido seguir hasta el final y no dejar la labor inconclusa por el hecho de que Redrado anunció su alejamiento del Banco Central. Al menos esa es la idea de los diputados Gustavo Marconato (Frente para la Victoria) y Alfonso Prat Gay (Coalición Cívica).

Cómo queda parado el Gobierno ante esta crisis

El Gobierno salió rápido, a través del jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, a rechazar el pedido de renuncia de Redrado. Quiere llegar hasta el final para demostrar que cumplió con todos los pasos que indica la Carta Orgánica del BCRA. Pero de aquí en adelante se abre la duda, a partir de las fuertes denuncias de Redrado, sobre qué actitud tomará el Gobierno respecto al uso que le dé a las reservas monetarias. Hasta ahora se dijo que el Fondo del Bicentenario fue pensado para pagar deuda, dar certidumbres y bajar la tasa de interés. Pero por lo que reveló Redrado, el matrimonio Kirchner tiene ideas que van más allá de esos declarados objetivos.

Qué pasa con el Fondo del Bicentenario

El Gobierno insiste en llevarlo adelante, más allá de las amenazas y los embargos concretos que se produjeron cuando el juez estadounidense Thomas Griesa entendió que el Gobierno dispone de las reservas como quiere. La oposición quiere discutir el tema en el Congreso pero el Gobierno ya empezó a presionar a gobernadores e intendentes para que salgan en apoyo al Fondo. Apelar a las utilidades del Banco Central es una de las posibilidades que maneja Economía, si se hace cuesta arriba acceder a las reservas.

Cómo influye en el canje de deuda que impulsa el Gobierno

La operación sufrió demoras porque tras el estallido de la crisis la Comisión de Valores de los Estados Unidos (SEC) pidió más información. El Gobierno respondió a ese requerimiento y ahora aguarda a que lleguen nuevos pedidos de aclaración o, directamente, la luz verde de ese organismo para avanzar en el proceso y presentar formalmente la oferta a los bonistas.

Qué rol jugará el Congreso

Los fallos judiciales pasaron el protagonismo al Congreso. No sólo con la Bicameral, sino porque el Poder Legislativo deberá aprobar o rechazar el DNU que le dio forma al Fondo del Bicentenario. La oposición ya mostró que tiene fuerza suficiente como para obligar al Gobierno a sentarse a negociar.

Comentá la nota