Pehuajó Arsénico en el Agua: grave denuncia de una vecina

Pehuajó Arsénico en el Agua: grave denuncia de una vecina
Se trata de María de los Angeles Ruiz. Diagnosticaron una enfermedad por el alto consumo.
Con documentación médica adjunta, una lectora de nuestra página y oyente de AM 1280 envió ayer una carta a la redacción donde hace saber un serio problema que padece como consecuencia de haber consumido desde su nacimiento agua con altos porcentajes de arsénico. La vecina pehuajense relata en su nota que sufre la enfermedad denominada: polineuropatía periférica, y que no encuentra respuesta en el organismo provincial, ni tampoco quién pueda responder a los requerimientos para que se firme un certificado médico que ratifique su condición de enferma por esta circunstancia.

La carta textual, es la siguiente:

Me llamo María de los Angeles Ruiz, tengo 43 años y vivo en la ciudad de Pehuajó, provincia de Buenos Aires.

Desde que nací, o sea durante toda mi vida, bebí agua de red –provista en la actualidad por la empresa ABSA – y sin saberlo mi organismo se fue intoxicando con arsénico, despacio, pero en forma constante.

Después de un largo peregrinaje por distintos hospitales de la ciudad de Buenos Aires, a raíz de los terribles dolores que padezco en todo el cuerpo, los que sinceramente no me dejan vivir, hace dos años me diagnosticaron polineuropatía periférica como consecuencia de la intoxicación crónica con arsénico.

Ni mi marido ni yo tenemos obra social y ningún médico me quiere firmar un certificado relacionado con esta enfermedad, provocada por la intoxicación con arsénico, porque temen que lo use con fines legales, aunque los análisis de laboratorio que me han realizado indican un altísimo contenido de arsénico en mi organismo.

Mientras tanto me veo obligada a pedir ayuda al Municipio para traslados y medicamentos, trámites que no son fáciles porque siempre hay otras prioridades, por lo que el esfuerzo se multiplica. Ante esto me pregunto si la salud de la población no es una prioridad que el Estado debe atender, dando respuesta a todos los habitantes.

Mientras tanto también, nos siguen envenenando un poquito cada día, pero todo se tapa para que nada trascienda.

Tengo mucho miedo de quedar postrada o morirme sin ver crecer a mi hijo, hoy de 9 años.

¿Habrá algún funcionario sensible que me pueda ayudar?.

¿La empresa ABSA debería hacerse cargo de los daños que nos ha ocasionado el arsénico presente en el agua que nos provee?.

¿Por qué tengo que sentirme como un mendigo, golpeando puertas, pidiendo favores y llorando todos los días de dolor, por una enfermedad que se hubiera evitado si el agua no estuviera envenenada con arsénico?.

María de los Angeles Ruiz

DNI: 17.300.128

Perito Moreno 141

02396-478656/15428981

Mari_ruiz@live.com.ar

Comentá la nota