Pega gestiona que la provincia alquile la planta de Flavors

Pega gestiona que la provincia alquile la planta de Flavors
La idea original era expropiarla, pero el ministro se mostró partidario de contratar con el concurso preventivo un alquiler. Así se lo manifestó al intendente de Conesa, Daniel Contín.
VIEDMA (AV).- El ministro Alfredo Pega gestionará ante los síndicos de Masily-Flavors el alquiler, por parte de la Provincia, de la planta que la familia Matas, capitales cuyanos, posee en Conesa.

La intención es recuperar las instalaciones para que puedan ser utilizadas por los trabajadores que quedaron desocupados luego de que la firma fuera excluida del registro de proveedores del Estado rionegrino, tras el escándalo por los alimentos que iban destinados a los planes sociales que maneja el Ministerio que conduce el propio Pega.

La confirmación de este trámite al que se comprometió la autoridad de esa cartera llegó de boca del intendente de Conesa, Daniel Contín.

La idea inicial, solicitada por concejales, impulsada por legisladores, acompañada por trabajadores y declarada de interés por ese Municipio, era expropiar la planta; cuestión razonable si se evalúa en el marco de lo que sucedió con la empresa el año pasado: la ratificación por parte del ANMAT-Inal de que la leche que aportaba para distribuir en escuelas y en los planes sociales contenía menor calidad nutricional de la que se le exigía y que los alimentos mostraban serias falencias en su composición, lo que derivó en la rescisión de los contratos vigentes y la exclusión de la lista de proveedores.

Flavors se vio envuelta en denuncias, varias de las cuales fueron concretadas por la defensora del Pueblo, Ana Piccinini. Involucraron también al Ministerio de Familia y se analizan en el fuero penal.

"Empezamos a trabajar tratando de darle solución al desempleo, declaramos de interés público para poner la planta sujeta a expropiación para que se puedan pensar proyectos. Ahora, con el ministerio de Familia, los legisladores de la Concertación, Adriana Gutiérrez y Adrián Torres, junto al presidente del Ente de Desarrollo llegamos a un principio de acuerdo para financiar el alquiler", reconoció Contín.

Según el intendente, el cambio de planes tuvo relación con que un proceso de expropiación demandaría demasiado tiempo. Para alquilar, se requiere de la autorización del síndico, de lo cual se encargará el ministro de la Familia.

Existen tres posibilidades para que los obreros despedidos desarrollen en esas instalaciones. Por un lado, volver a insistir con alimentos y leche para proveer a supermercados. Otra alternativa es instalar una fábrica de aberturas de chapa, aluminio, madera o combinados. La tercera, es montar una planta de ladrillos cerámicos.

El lunes, para analizar estas cuestiones, hubo una reunión con representantes del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación. Participó el director de Economía Social, Paulo Linari, encargado de trabajar con obreros de empresas recuperadas. En Flavors quedaron 60 trabajadores en la calle, de los cuales un 20 por ciento se reinsertó en el mercado laboral y el resto aguarda definiciones, agrupado en una cooperativa.

Comentá la nota