San Pedro perdió 500 puestos de trabajo.

La Empresa SPI inauguró esta semana su astillero en el puerto de Campana para fabricar barcazas en serie. El Ingeniero Héctor Polizzi comentó a La Radio que se compró el paquete accionario de un astillero abandonado.
"Se construye una embarcación cada 15 días, proyectando 70 por año y trabajan 150 personas por turno" explicó el representante. El proyecto fue rechazado hace dos años por el Consorcio de Gestión cuando los inversores estaban interesados en instalarse en el puerto local por la hidrovía. "La opción de San Pedro, era muy buena, pedíamos una concesión de 25 años, además queríamos reparar los buques" "quizás no se entendió bien el emprendimiento" manifestó el ingeniero. La líder en la industria naval argentina ganó la licitación para construir grandes barcos en el puerto de Caleta Paula, en Santa Cruz con una inversión de 60 millones de dólares.

Comentá la nota