Pedro García Caffi: "El Teatro Colón no es una obra social para apilar gente en los pasillos"

Pedro García Caffi: "El Teatro Colón no es una obra social para apilar gente en los pasillos"
El director del Teatro Colón concurrió a la Legislatura para dar un informe de su gestión. Fue abucheado y debió retirarse después de realizar polémicas declaraciones.
El director General y Artístico del Teatro Colón, Pedro Pablo García Caffi, debió retirarse hoy de la Legislatura porteña en medio de forcejeos y abucheos, tras ratificar una iniciativa del gobierno de Mauricio Macri de reducir personal en el principal coliseo argentino.

García Caffí asistió a la Comisión de Cultura de la Legislatura porteña para dar detalles sobre la recuperación de la sala y el encuentro se frustró cuando el funcionario dijo que la tradicional sala lírica "no es una obra social para apilar gente en los pasillos", informaron fuentes legislativas.

De inmediato, los trabajadores del teatro que ya habían manifestado su descontento por la situación que atraviesa el Colón, comenzaron a insultarlo y cuando García Caffi decidió retirarse por no poder continuar con su discurso intentaron retenerlo a la fuerza sin éxito, dijeron los voceros.

La presencia de García Caffi en la Legislatura respondía a una invitación realizada por la legisladora Inés Urdapilleta, presidenta de la Comisión de Cultura, con el fin de brindar a los diputados la información pertinente a las medidas tomadas en el edificio en el último tiempo.

Pero poco fue lo que el funcionario pudo explicar, ya que las únicas palabras que se escucharon fueron las de los trabajadores que, además de mostrar su descontento con la situación, advirtieron que existe un "intento de cambiar la estructura del teatro, mascarado como obras de refacción", indicaron las fuentes.

García Caffi, en medio de ese clima de tensión, comenzó su discurso con algunas complicaciones de sonido y apenas alcanzó a decir que "los tiempos modernos que se viven exigen cambios en la infraestructura del Teatro". La sala estalló en gritos e insulto cuando continuó con la frase: "El Colón no es una obra social para apilar gente en los pasillos".

Al no poder continuar decidió levantarse y retirarse por una puerta lateral, para no volver, por lo el micrófono quedó a cargo de los legisladores que no ahorraron críticas hacia la nueva gestión.

Hubo una propuesta de la diputada Patricia Walsh (Nueva Izquierda) de iniciar un pedido de interpelación al ministro de Cultura, Hernán Lombardi, apoyada por otros legisladores.

Comentá la nota