Una red de pedofilia fue descubierta

La Policía Federal realizó más de una treintena de allanamientos en distintos puntos del país. Uno de los detenidos es un empleado público de Paraná.
La Policía Federal realizó más de una treintena de allanamientos en distintos puntos del país tendientes a desbaratar una comunidad dedicada a intercambiar imágenes de pedofilia a través de internet, con conexiones internacionales.

Durante los procedimientos, los efectivos de la división Delitos en Tecnologías y Análisis Criminal de la Policía Federal que habían iniciado la investigación del caso en enero pasado, secuestraron varias computadoras con imágenes pornográficas que incluían a menores. En ese entonces, se inició una investigación instruida por el fiscal porteño 18 Marcelo Ruilópez, una vez que se recibió una denuncia a través de Interpol desde Brasil.

Según se indicó, la red de pedófilos incluía a usuarios de Argentina, Brasil, Chile, Perú, República Dominicana, Colombia, España y México.

Los policías de Delitos en Tecnologías y Análisis Criminal, con la colaboración de otras dependencias de la fuerza en las provincias, realizaron alrededor de 40 allanamientos.

En principio, los agentes realizaron tres procedimientos en la Capital Federal: dos de ellos en Villa Pueyrredón y uno en Belgrano, y otros diez en distintos puntos del Gran Buenos Aires.

También se realizaron operativos en las ciudades bonaerenses de La Plata, San Pedro, Mar del Plata y Bahía Blanca, además de las provincias del Chaco, Entre Ríos, Mendoza, Misiones, Córdoba, Santa Fe y Neuquén.

José Herrera, titular de la División Robos y Hurtos de la Policía de Entre Ríos, confirmó que el procedimiento se realizó en la mañana de ayer en conjunto con efectivos de la delegación local de la Policía Federal y de la Capital Federal. El operativo se realizó por orden del Juzgado Criminal Nº5 de Capital Federal en el marco de una investigación por el delito de pedofilia y difusión de imágenes mediante Internet.

El allanamiento realizado en la ciudad de Paraná se concretó en una vivienda particular ubicada en calle Garcilazo,del barrio Paraná XX, donde un empleado público de 54 años de edad, fue demorado para ser identificado, y "quedó comprometido en la causa y será citado en cualquier momento". En el lugar, se secuestraron dos computadoras que contenían material fotográfico, se confirmó.

A pesar del hermetismo que rodea al caso, trascendió que el hombre tenía en su vivienda un ciber ilegal y mantendría contacto vía Facebook con reconocidos pedófilos, entre ellos Raúl Bilbao, el concordiense preso por pertenecer a una red de pedofilia.

Fuentes vinculadas con la investigación admitieron que había dos menores dentro de la vivienda cuando se realizó el allanamiento, en el que intervino personal de la División Delitos Tecnológicos de la Policía Federal, que revisó una computadora desde la cual se habrían cometido los delitos que se investigan y que contenía material pornográfico.

Por otra parte, en la ciudad entrerriana de Concordia también se realizó un procedimiento, indicaron fuentes policiales .

En los allanamientos se secuestraron imágenes, videos y documentación con relación a la causa; equipamientos y dispositivos técnicos utilizados para la producción, distribución, publicación y comercialización de pornografía infantil. Según indicaron fuentes ligadas a la investigación, en la misma se utilizaron modernas técnicas para identificar la procedencia de mails con escalofriantes imágenes de índole sexual, que en algunos casos involucraban a bebés y niños de corta edad.

Es que los mensajes eran enviados de cuentas de correo anónimas, gratuitas, y con "nick names" falsos, lo que dificultaba la investigación tendiente a determinar el lugar del que se originaban, por lo que se llegó a investigar unas 500 conexiones de internet.

En los procedimientos realizados en la Argentina se secuestraron unas 10 mil imágenes, muchas de las cuales con escenas de alto contenido sexual, en la que los menores interactuaban con adultos en forma activa y pasiva.

Comentá la nota