Pedirían la derogación del aumento del Boleto del Transporte Público

Una colorida y nutrida columna del Movimiento Libres del Sur, junto a otras organizaciones sociales, usuarios y referentes sociales y políticos le dieron el marco a la jornada de protesta contra el aumento del boleto a $1,60 otorgado por el Ejecutivo, luego que el Consejo Deliberante le otorgara la potestad de definir la tarifa en junio de 2007 con el último aumento.
Los manifestantes recorrieron la Av. Luro hasta llegar al Municipio donde una comisión integrada por referentes de las organizaciones y sociedades de fomento fueron recibidas por el Subsecretario de Gobierno Fernando Gauna y los presidentes de los bloques de concejales.

En esta reunión los presidentes de bloque reconocieron el error de no haber intervenido frente al pedido de aumento del transporte y de haber "tirado la pelota" para que el Ejecutivo definiera solo el aumento.

Además se comprometieron a realizar el día miércoles 25 de febrero una reunión de la Comisión de Transporte, abierta a las organizaciones, donde se revisará el aumento otorgado desde el punto de vista legal, técnico y económico, para, llegado el caso, pedir su derogación; y donde también se comenzará a dar forma a la comisión reguladora del transporte público con participación vecinal.

Asimismo se comprometieron a convocar una sesión pública del HCD donde se debatirá la necesidad de que el Ejecutivo vuelva a otorgar la potestad de definir la tarifa del transporte público a los Concejales, además de discutir los informes de costos y la calidad del servicio.

En declaraciones públicas el referente local de Libres del Sur, Juan Pablo Malagutti dijo: "Nadie se puso a pensar en la gente, en los usuarios, que en general son los mas pobresde nuestra sociedad, que no tienen acceso a otros medios de transporte.

“Hoy, gracias a esta movilización popular, se logró devolverle la dignidad a la gente y la institucionalidad al Consejo Deliberante. La gente que se movilizó y se acercó puso a trabajar a los concejales que se habían "lavado las manos", es buena la autocrítica de los concejales, pero sobre todo que comiencen a recuperar el espacio de debate sobre el transporte público que habían perdido. Las organizaciones sociales y políticas que trabajamos con la participación de los vecinos, vamos a estar presentes en las sesiones para que se garanticen los derechos que tenemos, a pesar de la presión de los empresarios”.

“En un año de crisis económica como el que atravesamos no podemos dejar librado al asar la cuestión de las tarifas, que recaen en los bolsillos de los vecinos.

Seguramente en octubre se podrá canalizar la bronca respecto a la representación política que hay en el Consejo Deliberante, pero por ahora nuestro compromiso está en que las cosas sean transparentes, y vinculadas a las necesidades de los que menos tienen y no de los negocios de un grupo de empresarios" .

Comentá la nota