Pedirán una postergación en el pago de dos tasas para los productores agropecuarios.

Pedirán una postergación en el pago de dos tasas para los productores agropecuarios.
El concejal Andrés Rosa busca beneficiar impositivamente a los chacareros más afectados por la sequía.
Con el objetivo de alivianar la carga fiscal de uno de los sectores más golpeados de la economía argentina en este momento, el concejal Andrés Rosa presentará mañana un proyecto en el Concejo Deliberante para que los productores agropecuarios que hayan sido declarados en emergencia por la provincia de Buenos Aires puedan postergar el pago de la tasa por conservación, reparación y mejorado de la red vial municipal y la tasa por control de marcas y señales.

El edil explica que la severa crisis del sector, las desacertadas políticas del Gobierno nacional y la fuerte sequía fundamentan el pedido del beneficio impositivo municipal, que se complementaría con el provincial y nacional.

En ese sentido, Rosa sostiene que el pedido del intendente Mario Meoni para que la zona sea declarada en emergencia muestra que todos coinciden en la necesidad de beneficiar al agro.

“El campo y la industria que se genera alrededor son la columna vertebral del crecimiento social del país y en especial del partido”, recalcó Rosa. “Por eso queremos proteger al sector y otorgarle beneficios fiscales”, agregó.

En la Provincia

El Gobierno bonaerense había declarado por 180 días la emergencia agropecuaria para todas las parcelas rurales de su territorio, una medida que dispone beneficios impositivos a los productores afectados por la sequía, que en algunos casos se traducirá en la exención del pago de obligaciones.

La declaración abarca a todos los distritos de la Provincia con parcelas agropecuarias y contempla dos status diferentes para cada distrito: la emergencia (para los que tengan entre el 50 y el 80 por ciento afectado) y el desastre, para quienes tengan más del 80 por ciento de su territorio castigado por la sequía.

Durante ese plazo, los productores agropecuarios de los distritos que estén dentro del status de emergencia (unos 80, según datos oficiales) gozarán de una postergación en el pago del impuesto Inmobiliario Rural y de las obligaciones con el Banco Provincia.

Para los que estén en distritos declarados en desastre, en tanto, la medida se traducirá, directamente, en la exención.

Comentá la nota