El G-20 pedirá al Fondo Monetario que estudie introducción de tasa a las transacciones financieras

Los países integrantes del bloque se comprometieron a apoyar la estabilidad financiera y el crecimiento mundial y consideraron necesario "vigilar" lo que pasa en cada país
Los ministros de Economía y Finanzas del G20 acordaron hoy en Saint Andrews (Escocia) que pedirán al FMI que estudie la posibilidad de introducir una tasa a las transacciones financieras internacionales, al tiempo que se pusieron de acuerdo en mantener las medidas de estímulo fiscal.

Al término de la reunión de dos días del G20 (países desarrollados y emergentes), el ministro británico de Economía, Alistair Darling -anfitrión del evento- dijo que los ministros se comprometieron a apoyar la estabilidad financiera y el crecimiento, asuntos que calificó de prioritarios.

Según explicó en la rueda de prensa final, Darling señaló que la idea de establecer una tasa fue expuesta hoy por el primer ministro británico, Gordon Brown, y está destinada a ayudar a atajar futuras crisis económicas globales y a que los bancos cuenten con el capital necesario para minimizar las consecuencias para el contribuyente.

Los ministros reunidos en Saint Andrews, acompañados por los gobernadores de los bancos centrales del G20, también se pusieron de acuerdo en la necesidad de "vigilar" lo que pasa en cada país.

También acordaron que pedirán al Fondo Monetario Internacional (FMI) que siga de cerca cualquier problema financiero que pueda surgir y se comprometieron a trabajar juntos para conseguir el crecimiento económico en la próxima década.

Pero Darling advirtió de que, si bien la situación económica mejoró, la crisis no está superada, "aún no salimos del bosque", por lo que se mantendrán las medidas de estímulo fiscal hasta que haya señales de recuperación.

Las economías desarrolladas y emergentes seguirán además trabajando para conseguir la estabilidad financiera internacional.

Al mismo tiempo, los ministros abordaron la financiación que supondrá atajar el problema del cambio climático, si bien no aportaron cifras concretas.

Según Darling, los titulares de Finanzas tuvieron unos debates profundos sobre las opciones disponibles, por lo que los trabajos sobre este asunto proseguirán, especialmente de cara a la cumbre de Copenhagüe sobre cambio climático del próximo mes de diciembre.

El ministro destacó que los últimos doce meses pusieron de manifiesto lo que el mundo puede hacer, cuando trabaja en conjunto, ante una profunda recesión económica.

El responsable británico de Economía recordó que la presidencia británica del G20 seguirá trabajando sobre el cambio climático, si bien recordó que la reunión de ayer fue la última del presente año.

Comentá la nota