El pedido urgente para mejorar la seguridad

La población marplatense reclama seguridad de manera urgente, de acuerdo a un relevamiento realizado en el último mes. Más de la mitad de los consultados dijo haber sido víctima del delito.

La seguridad en el ámbito local es un tema con "alto porcentaje de reclamo poblacional", extensivo a nivel provincial y nacional, por lo que se pidió un "tratamiento urgente" a la problemática, de acuerdo a una encuesta realizada para LA CAPITAL por el Instituto Promocional Argentino, en el período comprendido entre el 20 de octubre y el 30 noviembre pasados en el distrito de General Pueyrredon.

Otra falencias marcadas en el trabajo señalaron el accionar de la Justicia, tanto la dedicada a los menores como a los mayores, y ciertas demoras en el accionar del 911. Sin embargo, la sensación colectiva es que mejoró el accionar policial. El 68,2 por ciento de los encuestados se manifestó en contra de la legalización de las drogas.

Más de la mitad de los 500 consultados en el muestreo -el 63, 5 por ciento- señaló a la "seguridad" como el tema que le "genera más preocupación", el 13,2 por ciento se manifestó preocupado por la Justicia; el 6,9 por ciento por la educación; el 2,1 por ciento por el trabajo y la salud; el 1 por ciento por la contaminación ambiental y el 1,2 por ciento por otras razones.

Considerando la problemática de la seguridad, el 85,1 por ciento de los consultados estimó que merece una mayor solución inmediata la seguridad ante delitos; el 12,9 por ciento la seguridad vial; y el 1 por ciento la seguridad en infraestructura edilicia y otros.

En cuanto a la solución inmediata, desde el Instituto Promocional Argentino detallaron que "en este punto, la problemática sobre la inseguridad que sienten los encuestados prevalece notablemente sobre el resto y los porcentajes aumentaron en relación a la encuesta realizada en el año 2007 y requieren una solución inmediata".

Responsables

Acerca de la responsabilidad por mejorar la seguridad, más de la mitad -el 52,1 por ciento- consideró que le corresponde a las "leyes, políticos y legisladores"; el 32,6 por ciento a los "funcionarios judiciales"; el 14,3 por ciento a "la policía y el Servicio Penitenciario" y un 1 por ciento a otros.

Asimismo, al ser consultados acerca de las deficiencias que encuentran en las responsabilidades no asumidas por parte de "leyes-políticos-legisladores", el 40,2 por ciento de los consultados aventuró que se trata de "falta de interés en el tratamiento"; el 32,6 por ciento de "falta de implementación de nuevas leyes"; el 26,1 por ciento de "falta de reformas de las leyes actuales", y un 1,1 por ciento de "otros".

Siguiendo con el ítem de las deficiencias, en cuanto a los funcionarios judiciales, los consultados consideraron que el 39,5 por ciento se debe a "la burocracia o demora en procesos"; el 28,8 por ciento a "la falta de dedicación"; el 18,6 por ciento a la "falta de eficiencia profesional"; el 12,1 por ciento a la "falta de recursos" y el 1 por ciento a otras.

En este sentido, calificaron como burocracia a "las comisarías y el 911" el 35,1 por ciento de los interrogados; el 26,9 por ciento a la "falta de presencia policial"; el 15,3 por ciento a "la falta de eficiencia profesional"; el 13,4 por ciento a "la demora en la asistencia"; y el 9,3 por ciento a otros.

El trabajo realizado por el Instituto Promocional Argentino -dirigido por Mauro Palumbo- destacó que "la falta de presencia policial es atribuida mayoritariamente a la falta de personal, y/o a la presencia de personal en comisarías realizando tareas administrativas".

Asimismo, más de la mitad de los consultados (63,2 por ciento) calificó como "bueno" al servicio de prestación de emergencias (tanto en comisarías como en el telefónico 911), el 20, 6 por ciento lo notó "regular", el 10, 5 por ciento "muy bueno" y el 5, 7 por ciento lo tildó de "malo".

Al especificar las deficiencias del 911, el 40,5 por ciento señaló a las "demoras en carga de datos"; el 38,4 por ciento a "los tiempos de respuesta" y el 10,5 por ciento a las "demoras en la atención al público".

Víctimas

En los últimos cinco años, el 73,1 por ciento de los encuestados reconocieron haber sido víctimas, ellos o algún allegado directo (amigo, conocido, pariente), de un hecho delictivo.

En este rubro, el estudio destacó que "no se tiene en cuenta a las cuestiones menores", mientras que los encuestados se mostraron "indignados" por las "agresiones, ya sean físicas o sicológicas sufridas aún sin haberse resistido al robo" y señalaron como las "más repudiables" las cometidas a "ancianos, menores y las violaciones".

Acerca de la edad estimada de los delincuentes, más de la mitad -el 51,2 por ciento- los estimó "menores de 18 años", a la vez que "mayoritariamente están de acuerdo con lo manifestado oportunamente por el gobernador Daniel Scioli para bajar la edad de imputabilidad", según se desgaja de la encuesta.

Sobre la edad que consideran que deben ser imputables los menores que delinquen, el 41, 2 por ciento se manifestó a favor de los 12 años y el 26, 5 por ciento de los 14 años.

Sobre la reintegración de estos menores a la custodia de sus padres, la mayoría consideró que "ante la reincidencia de un delito no debe ser reintegrado a sus padres" y estimaron que "el Estado debe arbitrar los medios para un tratamiento especial de reinserción social en establecimientos especializados".

En ese sentido, calificaron como "deficiente" el tratamiento de esta problemática por parte de "la Justicia como de los organismos del Estado".

Justicia

Así las cosas, casi la totalidad de los encuestados -el 93,7 por ciento- consideró como deficiente el tratamiento judicial institucional de menores (sumando los ítemes regular y malo); más de la mitad -el 58,8 por ciento- lo consideró como "malo" y regular el 35,4 por ciento, incluyendo a los jueces, funcionarios, y personal de instituciones.

La Justicia de mayores ostenta mejor imagen, con el el 47,8 por ciento de los encuestados que la consideró como "regular" y el 31,9 por ciento como "mala".

"Los porcentajes -detalló la encuesta- favorables aumentan cuando se menciona a los tribunales de juzgamiento, pero disminuyen en lo conceptual cuando se refieren a los juzgados penales o de ejecución penal".

En tanto, el 45, 4 por ciento consideró como "bueno" el accionar sobre investigaciones y prevención de delitos en las fiscalías, cuyas cifras se inclinan "prácticamente un 50 por ciento por buena y muy buena y el otro 50 entre regular y mala".

El accionar policial fue valorado positivamente, ya que más de la mitad -el 50,5 por ciento- lo tildó de "bueno" y la mitad como regular. Y un 41,2 por ciento consideró que "ha mejorado" en los últimos seis meses.

A cargo

Mientras que el 25,6 por ciento de los consultados consideró que "la policía" debería tener accionar directo sobre la problemática, el 24,1 por ciento indicó a "la autoridad política (intendente)"; el 22, 4 por ciento a "las fiscalías y los juzgados", el 20,7 por ciento "a los legisladores" y el 7,2 por ciento a los foros de seguridad barriales.

En ese sentido, el 79, 6 por ciento dijo que es "necesario un debate, reunión, intervención directa del intendente, fiscales, jueces, policía, legisladores", considerando como "imperiosa la intervención conjunta" para solucionar el tema.

Por último, el 68,2 por ciento no creyó conveniente la despenalización del consumo personal de drogas prohibidas.

Ficha

El tipo de investigación fue "cuantitativa, de corte transversal, con encuestas telefónicas (territoriales en las ciudades de Mar del Plata y Batán), preguntas cerradas, dicotómicas y de opción múltiple, con ampliación y adaptación acorde a respuestas y sugerencias de los encuestados", explicaron los profesionales.

La muestra abarcó 500 casos, con captura de datos según densidad poblacional por zona y tomándose únicamente las respuestas positivas, descartándose el "no sabe/no contesta" en la casi totalidad de las preguntas, de los cuales 425 resultaron efectivas y 75 fallidas (encuestas no contestadas en su totalidad, distorsionadas, dispersas).

Las mismas "no fueron tenidas en cuenta para el tabulado de datos muestrales pero sí para comentario analítico", según detalló la directora del Departamento Encuestas, licenciada Eliana Gibeaud.

Comentá la nota