Un pedido de "solidaridad" a los sectores que más tienen.

Un pedido de "solidaridad" a los sectores que más tienen.
La presidenta Cristina Kirchner pidió ayer "solidaridad" a los que más tienen y reclamó que pagaran sus impuestos.
Recalcó, en ese sentido, que el problema de la Argentina "no es la pobreza, sino la inequidad en la distribución" de los ingresos. "No estamos pidiendo que abandonen sus lujos, sus casas, sus mansiones o sus aviones. Simplemente que con una partecita contribuyan a que todos podamos tener los derechos básicos que nos reconoce como ciudadanos nuestra Constitución", enfatizó, al inaugurar un jardín de infantes en la localidad de Ezpeleta, partido de Quilmes.

Comentá la nota