Por pedido de remoción de los síndicos de La Esperanza: Demandan que los trabajadores presenten las pruebas correspondientes

Jujuy al día – El síndico del Ingenio La Esperanza, Alberto Cura, hizo alusión al pedido de algunos trabajadores de la empresa, para la remoción de los síndicos actualmente en funciones, destacando la necesidad de que las acusaciones sean respaldadas por elementos probatorios, caso contrario no tendrían asidero.
También comentó acerca de los pasos a seguir para determinar los fondos necesarios para encarar la interzafra, afirmando que se están terminando de hacer las evaluaciones.

Cura señaló que “nosotros pedimos una audiencia, para presentar información a la comisión de seguimiento, relacionada con los resultados de la interzafra. Es para proporcionarle información a los señores diputados, de qué es la plata que estamos debiendo y qué es lo que nos queda como bienes de cambio que serían realizables en dinero, para afrontar los próximos tiempos”.

A esto agregó que “hemos traído algún cuadro, en donde se hace una estimación de los ingresos, en función de los stocks de mercadería que tenemos en estos momentos y de las deudas que están delegadas hasta el 31 de octubre”.

En cuanto a los rumores de que se necesitarían 60 millones de pesos para la interzafra, “estamos en estos momentos terminando de hacer las evaluaciones: yo quiero que ustedes piensen de que un ingenio no es un quiosco, como ya fue manifestado. Entonces, a los efectos de hacer una determinación precisa, estamos ajustando números. Lo que sí tenemos son los grandes números hasta el momento, que surgen de la evaluación del resultado de la zafra 2008”.

Sin embargo, “las necesidades con números finos están absolutamente en proceso, desde que la fábrica recién se está terminando de limpiar, y en el campo hay una serie de trabajos que están en marcha”.

Respecto al pedido de remoción de los síndicos del ingenio, por parte de algunos trabajadores, “ellos están en todo el derecho de pedirlo: obviamente, los caminos legales hacen de que ellos tengan que justificar el porqué de este pedido y, si hay una denuncia, tendrán que aportar todos los elementos probatorios, como para que esto suceda. No es una cuestión de decir ‘che, yo pido la remoción porque no me gusta la cara, o porque el síndico me saca la lengua’”.

Comentá la nota