Un pedido que no prosperará.

El lunes, la entrada de un pedido de juicio político al gobernador Celso Jaque sorprendió a los diputados. Edgardo Vallés, un abogado sancarlino, presentó el proyecto fundamentado en el "mal desempeño de sus funciones".
El requerimiento se hizo en base al subsidio entregado a una productora privada por el recital de los Fabulosos Cadillacs y por el cual ya hay varios imputados.

Los diputados analizarán hoy el caso pero, en líneas generales, tanto el oficialismo como la oposición no creen que el pedido prospere. Vallés se amparó en el artículo 109 de la Constitución que permite que "cualquier habitante de la provincia, en pleno goce de su capacidad civil, puede presentar su acusación a los efectos de provocar el enjuiciamiento".

Vallés es una cara conocida en los pasillos de la Legislatura ya que el año pasado presentó un pedido de sanción para el senador radical Miguel Manzano, quien había votado en contra del pedido de jury a la jueza tunuyanina Susana Barrigón por su actuación en el caso Calisaya. El cuestionamiento al legislador partió de su relación de amistad con la mencionada jueza.

Ahora, el bloque oficialista pedirá en Comisiones que el pedido de juicio político sea rechazado por la falta de definición del caso en la Justicia.

Por su parte, el diputado cobista Andrés Marín dijo que analizarán el requerimiento pero coincidió con la visión del justicialismo con que, por el momento, no existen elementos objetivos para aceptar o desechar el tema con más profundidad.

Aunque no lo dicen a viva voz, la oposición no quiere apuntar contra Jaque en este tema ya que creen que hay cuestiones más importantes por resolver como las cuentas provinciales.

Comentá la nota