Pedido para que no se aplique el cambio horario en la provincia

El senador radical Enrique Honores fundamentó la iniciativa en la "enorme preocupación existente" en los distritos bonaerenses en torno del adelantamiento horario propuesto por el Gobierno nacional.

El fuerte pronunciamiento en contra del adelantamiento horario estacional, formulado la semana pasada por empresarios y trabajadores vinculados con la actividad turística, motorizó la elaboración de una iniciativa legislativa que apoya la postura de los marplatenses.

El lunes se presentó en el Senado provincial un proyecto de declaración en el que se solicitó al gobernador Daniel Sciolli que "realice las gestiones que crea corresponder ante el Poder Ejecutivo Nacional a fin de que no se implemente en territorio de la provincia de Buenos Aires el cambio horario".

El senador Enrique Honores, autor de la iniciativa, fundamentó el proyecto en la "enorme preocupación existente en torno del adelantamiento horario propuesto por el Gobierno Nacional previsto con el fin de ahorrar energía y aprovechar la luz natural".

En la primavera de 2007 se volvió a aplicar en el país la modificación del huso horario nacional, adelantando una hora en el mes de octubre y atrasándola en marzo.

En principio la medida fue adoptada en las 24 provincias, pero con el correr de los meses la provincia de San Luis decidió dar marcha atrás con el cambio horario, con el argumento de que la iniciativa producía trastornos en la vida de sus habitantes y a cambio no había generado el ahorro de energía esperado.

El tercer domingo de octubre de 2008, en tanto, sólo 11 provincias adoptaron el cambio horario dispuesto por el gobierno nacional (Buenos Aires, Capital Federal y Entre Ríos, entre otras) mientras que 13 provincias -todas las del oeste y las de la Patagonia- mantuvieron el huso horario -3 (la hora que rige actualmente en todo el país, menos en San Luis).

La semana pasada, representantes de entidades empresariass y gremiales de Mar del Plata y la zona rechazaron el cambio horario estival y en un documento elevado a autoridades nacionales y provinciales manifestaron su "profunda preocupación" por el tema en cuestión.

El texto fue suscripto por representantes de la Federación Empresaria Hotelera Gastronómica de la República Argentina (Fehgra); Asociación Empresaria Hotelera Gastronómica de Mar del Plata; el sindicato gastronómico (Uthgra); UCIP; Cámara de Empresarios de Balnearios, Restaurantes y Afines (Cebra); Cámara Textil; Cámara Marplatense de Empresas Comerciales y de Servicios (Cameco); Cámaras de Concesionarios de Unidades Turísticas Fiscales de Mar Chiquita y de Villa Gesell; Asociación de Concesionarios de Unidades Turísticas de Pinamar.

En la nota solicitaron que "la provincia de Buenos Aires quede excluida de la modificación horaria estival" que impulsa el Gobierno nacional y argumentaron que están "en serio peligro" tanto el empleo como la rentabilidad de todos los rubros relacionados con la actividad turística.

La inciativa presentada en el Senado va en el mismo sentido, y por ello en los argumentos se destaca que "en nuestra Provincia los más perjudicados son los habitantes de las ciudades costeras, quienes aún sufren las pérdidas de las temporadas anteriores".

Honores solicitó no olvidar que "a las magras temporadas veraniegas 2007/08/09 se suma la deficitaria temporada invernal, debido a la gripe A" y subrayó que "quienes trabajan en turismo vienen siendo castigados sistemáticamente y quienes aún subsisten, no pueden arriesgarse a más pérdidas".

Comentá la nota