Un pedido de creatividad a los intendentes

El mandatario manifestó que no percibe que, tras seis años, se haya desgastado su gestión.
- ¿Qué balance hace de su gestión?

- Lo mejor que me puede haber pasado en la vida es haber sido elegido gobernador de Tucumán. El poder ayudar a la gente humilde: me hace feliz y me permite aguantar todas las injusticias que uno debe soportar como gobernador. Ese es mi estímulo para seguir en esto. Y seguiré hasta cuando diga basta, por no tener ganas, por no poder seguir, o por estar harto. Pero el balance es bueno. En estos seis años pude haber tenido muchos errores, pero Tucumán ha cambiado.

- ¿Alguna autocrítica?

- Nos falta mucho. No estamos bien y hay que mejorar un montón de cosas. También uno ha ido aprendiendo durante estos años.

- ¿No percibe algún desgaste?

- No.

- ¿Qué lo harta al gobernador?

- Trabajar, creer que uno hace las cosas bien y escuchar que atrás te están insultado. También hay injusticia de parte de los medios. Y uno es de carne y hueso. Me hartan también los aprietes, las deshonestidades, los que dicen algo públicamente y buscan arreglar por abajo. Es muy difícil cambiar muchas cosas que te hartan.

- Que lectura hace de la diferencia entre los 530.000 votos del 26 de agosto de 2007 y los 380.000 del 28 de junio pasado?

- Una elección es un momento de un día: influye el humor de la sociedad y no siempre se puede ganar. No son iguales los comicios de gobernador que los de senadores y diputados: no se pueden comparar. Pero no soy el dueño de la verdad: tal vez tengo menos votos. El asunto es cómo me siento: soy feliz de ser gobernador. Y soy un manadtario proactivo, que trabaja y cambia las cosas. Además, hacer una elección como la de junio después de seis años no es poco. El peronismo, antes, no ganaba en la capital y nuestros candidatos duplicaron a la oposición.

- ¿Qué áreas de su gobierno necesitan mejorar?

- Todas. Hay que reinventarse todos los días. Uno no puede decir que está todo bien.

- ¿Piensa en la reelección?

- No. Mi objetivo es terminar bien en 2011. Si no termino bien, no tendré nada, ni siquiera posibilidades de pensar en reelecciones o estrategias nacionales.

- ¿A qué se debe que decidiera dar lugar a la oposición en el Consejo Asesor de la Magistratura y en el Jurado de Enjuiciamiento?

- Se aprobó el esquema de CAM que yo venía proponiendo. Lo que pasa es que ellos no querían eso. La Corte, el Colegio de Abogados... Tuvo que pasar el tiempo para que ellos aflojen. Porque lo que ellos querían era nombrar jueces: nombrarme jueces. Mi discurso fue siempre el mismo: una Justicia independiente. Y el tema de Esteban Jerez (lo designaron consejero por la minoría) es porque no había otro. Yo no podía regalarle esto a los Bussi. Y no tenía otro. De Roberto Palina y de Jorge Mendía me dirían que son oficialistas.

- ¿Pidió ajuste a los intendentes?

- Les pedí creatividad. Con mucho menos plata se pueden realizar muchas cosas. Como el pavimento flexible que estamos haciendo: no dura tanto como el hormigón, pero es más barato.

Comentá la nota